Siete ayuntamientos de Salamanca abonan 639 facturas a 64 proveedores por valor de 1,26 millones

Desde el inicio del Plan, a comienzos de 2012, se han abonado 453.266.430 euros de 87.684 facturas pendientes en Castilla y León.

La tercera fase del Plan de Pago a Proveedores ha permitido a 59 entidades locales de Castilla y León abonar 24.233.502 euros correspondientes a 7.984 facturas pendientes a 575 proveedores, según ha informado este miércoles la Delegación de Gobierno a través de un comunicado remitido a Europa Press.

  

Con estos datos, desde el inicio del Plan, a comienzos de 2012, se han abonado 453.266.430 euros de 87.684 facturas pendientes, de los que la mitad aproximadamente corresponde a proveedores constituidos como persona física, 17.051.920 euros, o como pequeña y mediana empresa, 189.990.519 euros.

  

Esta tercera fase alcanza las deudas contraídas hasta el 31 de mayo de 2013, y la previsión es que este mes de noviembre se comiencen a hacer efectivo el pago a los emprendedores de Castilla y León.

  

Las mismas fuentes han destacado que al inicio del Plan el interés de estas operaciones se situaba en torno al cinco por ciento, a través de un crédito avalado por el Tesoro Público; ahora, en el primer tramo de la tercera fase, en noviembre de 2013, el interés se sitúa en el 3,34 por ciento, "en condiciones muy ventajosas que suponen un importante ahorro para las administraciones que se adhieren a la iniciativa del Gobierno".

  

Por provincias, en Ávila se acogieron once entidades locales que abonaron 695 facturas a 143 proveedores por valor de 2,03 millones; en Burgos, cinco entidades que abonaron 70 facturas a 34 proveedores por valor de 374.601 euros; en León, nueve entidades que abonaron 4.371 facturas a 172 proveedores por valor de 15,6 millones; en Palencia, seis entidades que abonaron 39 facturas a once proveedores por valor de 1,6 millones; en Salamanca, siete entidades que abonaron 639 facturas a 64 proveedores por valor de 1,26 millones; en Segovia, siete entidades locales que abonaron 888 facturas a 60 proveedores por valor de 1,4 millones; en Soria, una entidad que abonó una factura pendiente por valor de 6.000 euros; en Valladolid, siete entidades que abonaron 187 facturas a 32 proveedores por valor de 1,2 millones, y en Zamora, seis entidades locales que abonaron 1.094 facturas a 58 proveedores por valor de 838.824 euros.

  

La previsión es que las administraciones locales que se acogen a esta fase del Plan del Gobierno puedan hacer efectivo el pago de los importes de las facturas pendientes a sus proveedores durante este mes de noviembre.

  

El Plan de Pago a Proveedores puesto en marcha por el Gobierno de España es "la mayor operación de refinanciación" realizada en España con comunidades autónomas y entidades locales, lo que supuso una inyección superior de 40.000 millones que, según ha defendido el Ejecutivo, "ha evitado que cientos de miles de pymes y autónomos puedan seguir en su actividad económica".