"Siento alivio, soy madre soltera y necesitaba que mis hijos volvieran al colegio, pero también tengo miedo"
Cyl dots mini

"Siento alivio, soy madre soltera y necesitaba que mis hijos volvieran al colegio, pero también tengo miedo"

9 de septiembre de 2020. El regreso a las aulas en Salamanca después de la declaración del estado de alarma se antoja lleno de emociones, reencuentros y una nueva normalidad. 

"Sentimos una mezcla de emociones, los niños necesitaban ir al colegio y en mi caso necesitaba que fueran, porque soy madre soltera y tengo que trabajar. Siento alivio, pero también tengo miedo a lo que pueda suceder", apunta una de las madres, cuyo hijo está en 6º de Primaria del colegio Francisco Vitoria. 

 

"Estamos muy contentos de que vuelva al colegio, al final los estudios presenciales son muy diferentes a los estudios online y creemos que el hecho de estar en clase con la presencia de un profesor es necesario", completa otra de las madres del colegio. 

 

¿De qué manera y con qué medidas se ha puesto el colegio en contacto con vosotras? "Nos mandaron toda la información a través del correo. Entre las medidas se establecía cómo se llevará a cabo la entrada y la salida a las aulas. Se realiza de forma escalonada y por cursos y les toman la temperatura, también por distintas puertas. Además, los recreos también se realizan por turnos, habrá hasta cuatro. Después lo más básico, mascarilla, distancia social y material individual, lavado de manos continuado, ventilación de las aulas...

 

¿Son medidas difíciles de llevar a cabo? "En nuestro caso son niños y niñas de 6º de primaria, por lo que son más mayores y responsables. Están concienciados y de hecho son los que mejor lo van a hacer. Tienen mucha ilusión por volver a clase, el mío estaba esta mañana emocionado, entre algunos hacía seis meses que no se veían...", finaliza. 

 

Por otro lado, un padre de un niño de infantil del colegio Padre Manjón advierte de la dificultad de los más pequeños para mantener las medidas higiénicas y de prevención impuestas: "Tenemos que hacer un esfuerzo por llevar a los niños en condiciones al colegio, aunque estoy seguro que los profesores se esforzarán y van a hacer todo lo posible para que estén muchos días en clase. De todas formas, me resulta muy difícil que no acaben habiendo bajas, que haya niños que asistan intermitentemente y que incluso se cierre algún colegio". 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: