Siempre se aprende, aunque no siempre se gane

Dura y exigente, así ha sido la 65 edición del Rally Costa Brava en la que participó el FMC-UCAV Racing Engineering.  


El equipo se desplazaba el jueves hasta Gerona con ganas de comenzar la temporada de la mejor manera posible, pero un cúmulo de circunstancias hizo que la prueba se tornase dura y exigente. La lluvia, el viento y la niebla hacían acto de presencia durante todo el viernes, lo que supuso un extra de dificultad para todo el equipo.

 


Tras pasar las verificaciones administrativas y técnicas sin ningún tipo de problema, el equipo disputaría en la jornada del viernes 3 tramos cronometrados, los cuales darían varios quebraderos de cabeza. Si bien, el nuevo integrante del equipo, Francisco Casas con su Porsche 911, se colocaba dentro del TOP-10 en el campeonato nacional y segundo en la categoría Pre81; Ander Arana, con problemas en el Peugeot 309 GTi 16v, se veía obligado a abandonar. Por su parte, Juan Carlos Fernández con el 205 GTi se veía penalizado por culpa del vao, que le impedía ver con claridad y le obligó a tener que parar en varias fases del tramo para intentar solventar el problema. Por otra parte, dentro del campeonato de regularidad, Santiago Sánchez con su nuevo 309 GTi 8v, se limitaba a hacer kilómetros para rodar el coche y llevar a cabo una correcta puesta a punto del mismo. La jornada del viernes se alargó sobremanera debido a que el equipo trabajó hasta altas horas de la madrugada para conseguir solventar los problemas del 309 de Ander y Arkaitz.

 


En la jornada del sábado, Francisco Casas luchaba por mantenerse en el pódium de su categoría, haciéndose con el segundo puesto de la categoría Pre-81 al final de la prueba. Ander Arana y Arkaitz Kobeaga no se libraban de la mala suerte, y un fallo en el selector de la caja de cambios les obligaba a abandonar definitivamente la prueba. Por su parte, Juan Carlos Fernández y Héctor Vicente, se marcaban una etapa impresionante, dejando de lado los problemas de la jornada anterior, y recuperando posiciones hasta alcanzar el 6º puesto en la categoría Pre-90. En el caso de Santiago Sánchez y Pedro López, se vieron obligados a abandonar por un problema en el motor del Peugeot 309 GTi 8v, ante lo que el equipo decidió que lo mejor era no arriesgar debido a lo prematuro que era el coche.


 
Una vez analizado lo que ha sido el Rally Costa Brava, el equipo ya tiene la mentalidad puesta en la siguiente cita del campeonato, el Rally Gibralfaro, que se disputará el 29 y el 30 de abril; prueba que nos trae grandes recuerdos, ya que allí conseguimos la primera victoria del equipo.


 
 
Diego Pascual Gutiérrez
Estudiante de 4º curso del Grado en Ingeniería Mecánica y Diploma en Tecnología del Automóvil de Competición.