Siega Verde se juega su futuro para ser Patrimonio de la Humanidad

En Brasilia. Un comité de la Unesco decidirá a partir de hoy la calificación del enclave preshistórico de Villar de la Yegua.
MONDRIÁN / DAVID RODRÍGUEZ

El yacimiento prehistórico de Siega Verde se juega a partir de hoy, 25 de julio, su futuro. Desde hoy, y hasta el próximo 3 de agosto, se reúne en Brasilia, la capital de Brasil, el Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, que decidirá si estas ruinas prehistóricas pasan a formar parte del selecto catálogo de lugares históricos y naturales de todo el mundo que tienen la denominación de Patrimonio de la Humanidad.

En la reunión de Brasilia de este año se presentan un total de 32 lugares que optan a ser declarados Patrimonio de la Humanidad, de países como España, Brasil, México o las Islas Marshall. De estos lugares, 6 son bienes naturales, 24 son de tipo cultural (entre los que está Siega Verde), y los 2 restantes son de carácter mixto. Además, del total de 32 candidaturas, 9 de ellas son ampliaciones de lugares que ya tienen la catalogación de Patrimonio Mundial. En esta situación se encuentran las ruinas de arte rupestre de Siega Verde, que hay que recordar fueron descubiertas a finales de la década de los 80.

El yacimiento prehistórico del valle del Côa, en Portugal, goza de la denominación de Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 1998. El objetivo es que la Unesco amplíe esta distinción a Siega Verde, como un gran grupo de arte paleolítico al aire libre en la Península Ibérica. España presenta también los yacimientos de huellas de dinosaurios ubicados por la Península Ibérica, y las minas de mercurio y plata de la zona castellano-manchega de Almadén. Estas dos propuestas tienen carácter transfronterizo, ya que las huellas de dinosaurios se encuentran en España y Portugal, y la candidatura de Almadén está integrada en el Binomio mercurio-plata, junto con minas de Eslovenia y México. Ambas candidaturas repiten, tras ser rechazadas el año pasado, igual que Siega Verde, pero ahora vuelven a intentarlo con mejoras.

Caminos de Arte Rupestre
En lo referente al conjunto ubicado en la comarca de Ciudad Rodrigo, desde hace relativas fechas Siega Verde forma parte de los Caminos de Arte Rupestre Prehistórico, distinguidos con el título de Itinerario Cultural de Europa. Además, se ha puesto en marcha un novedoso órgano de gestión común Siega Verde-Foz Côa, para la acción conjunta en los yacimientos del Vale do Côa y en Siega Verde.

Con ello se pretende vender el patrimonio arqueológico de ambos lados de la frontera como una unidad, precisamente lo que persigue la ampliación de la catalogación de Patrimonio Mundial de Foz Côa a Siega Verde. Y todo ello con el objetivo adicional de crear en un futuro no muy lejano el Parque Cultural Transnacional Siega Verde - Foz Côa. La propia Unesco recomendó a la candidatura hispana la puesta en marcha de este parque que supere fronteras para darles más relevancia a los restos prehistóricos de este lado de la frontera.

Medio millar de figuras
Los restos de Siega Verde, 540 figuras agrupadas en 17 conjuntos, están relativamente bien conservados, ya que han sido descubiertos no hace demasiado tiempo. Su estado de conservación varía en función de la orientación de las placas. Actualmente se está trabajando en cómo preservar las piezas de la mejor forma posible, y cómo reproducirlas en soportes digitales. Si pasara a ser Patrimonio de la Humanidad, daría un paso decisivo para su promoción turística, y de conservación, ya que recibiría importantes fondos del Patrimonio Mundial.