"Si pudiera apretar un botón y hacer las cosas mejor, lo apretaría"

Javier Iglesias, junto al discurso de un folio que resume dos años de legislatura.

Javier Iglesias concentra en un folio los logros de sus dos primeros años de legislatura. Destaca la liquidación de la deuda y la inversión directa de 77 millones de euros.

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha hecho este lunes un sucinto balance de sus dos primeros años de legislatura, en los que asegura que "la provincia de Salamanca sale ganando". Un 'examen' con escaso rastro de autocrítica y en el que ha concentrado todo lo positivo en un discurso, entregado después a los medios de comunicación, que no llena un folio y que ha sido poco concreto, con sólo alguna cifra suelta.

 

En su 'haber', Iglesias coloca haber conseguido que la Diputación no tenga deuda (algo obligado por el ministerio de Montoro), la mejora en las infraestructuras, la inversión de 77 millones de euros y las políticas hechas para las personas, con programas de carácter social, cultural y deportivo.

 

No obstante, no todo ha sido condescendencia. "No somos conformistas  y hay margen de mejora", ha dicho sobre los retos para los dos próximos años. Para ello, se ha comprometido a trabajar, con una frase de esas que suele dejar en sus intervenciones: "Si pudiera apretar un botón y hacer las cosas mejor, lo apretaría". No le faltarían materias para apretar ese botón mágico: el contrato de Vega Terrón (sin romper pese a los incumplimientos), el cierre de la guardería de la Diputación o el estancamiento de Salamaq son 'debes' que no ha citado.