Sergio Dalma enamora y baila pegado a Salamanca en un vibrante concierto

Fotos: Sara Bayón
Ver album

Sergio Dalma llegó, cantó y enamoró. El repaso por sus 25 años de carrera resultó emocionante para sus fieles y demostró que como el buen vino también hay quien sobre el escenario mejora con la edad. 

Suena ‘Hay vidas’ y la platea se viene abajo. Desde el primer acorde Sergio Dalma enamoró al público de Salamanca en un vibrante concierto. Un directo ante sus fieles que disfrutaron de los clásicos de toda la vida 'Bailar Pegados' o 'Esa chica es mía' pero que también se entregaron a sus últimos temas ‘Cadore 33’, ‘Si te vas’, ‘Tú mi bella’... Canciones que removieron el corazón de muchas parejas, de hombres y, sobre todo, mujeres, que sentados y de pie entregaron el alma en cada verso durante la hora y media de concierto.

 

Un viaje por 25 años de carrera musical. Un directo en el que se dejó la piel desde el minuto cero, conectando con seguidores de varias generaciones que se agolpaban cerca del escenario para acortar distancias con el que ha sido su cantante de referencia y que, a tenor de los visto, atraviesa uno de sus mejores momentos.

 

El patio de butacas del CAEM, a rebosar de seguidoras de Sergio Dalma 

 

Baladas, bailes, conversaciones con el público, tiempo para presentar a Rodi Aragón y agradecer que él le animara a venir a cantar a Salamanca… Sergio Dalma se paseó entre sus fans –dio trabajo de verdad a los encargados de seguridad-, y la traca final llegó con el regaló cuatro canciones en el bis a unos seguidores que ya se desataron al son de 'Galilea'.

 

Para complementar su actuación lo último en tecnología, sonido e iluminación en un espectacular montaje.