Septiembre asusta: siete muertos y 612 contagios en una semana

Servicio de limpieza desinfectando una habitación del hospital

El Covid-19 no frena en la capital charra y la curva es cada vez más ascendente. 

La situación del coronavirus es cada vez más preocupante en la capital salmantina. Lo llevan días avanzando desde las autoridades sanitarias y los datos así lo refrendan. Desde el pasado día 1 de septiembre, los nuevos contagios se cuentan por decenas y las muertes no dan tregua entre los afectados ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). 

 

Según los datos ofrecidos por la Junta de Castilla y León, en el Complejo Asistencial Universitario, en tan sólo una semana, se contabilizan un total de 612 nuevos contagios por Covid-19: 1 de septiembre (121), 2 de septiembre (81), 3 de septiembre (30), 4 de septiembre (52), 5 de septiembre (119), 6 de septiembre (116) y 7 de septiembre (93). Todo ello, sin haber dado todavía el pistoletazo de salida a los colegios. 

 

Preocupa también el incontrolable goteo de muertes, hasta siete entre los días 1 y 7 de septiembre. 1 de septiembre (1), 2 de septiembre (0), 3 de septiembre (2), 4 de septiembre (0), 5 de septiembre (1), 6 de septiembre (1) y 7 de septiembre (2). 

 

Aunque las cifras están lejos de lo más complicado de la pandemia, registradas a principios de abril, lo cierto es que esta semana Salamanca, junto con Valladolid, han sido las provincias que más nuevos casos han confirmado, varios días por encima del centenar.

 

Esto ha llevado a que la incidencia haya crecido en todas las zonas básicas de salud de la provincia y la capital se sitúe en rojo, color que marca la sospecha de transmisión comunitaria, y que haya sido necesario tomar medidas más restrictivas tanto en Salamanca capital como en Valladolid para frenar el avance de contagios.

 

La Junta de Castilla y León apela a la responsabilidad individual y colectiva de los ciudadanos, cumpliendo las medidas básicas de distancia social, higiene de manos y uso obligatorio, con carácter general, de la mascarilla en vías públicas, ámbitos urbanos al aire libre y espacios cerrados de uso o abiertos al público, con el fin de evitar situaciones que pudieran suponer riesgo de contagios y rebrotes de la enfermedad.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: