Actualizado 11:15 CET Versión escritorio
Salamanca

Sentimiento y tradición en la celebración del Corpus en La Alberca

La villa serrana ha revivido este tres de junio una de sus fiestas más emblemáticas con el recorrido procesional por las calles y el tradicional ofertorio a las puertas del templo

Publicado el 03.06.2018

Los albercanos se han rendido este 3 de junio, un año más, a la celebración de una de sus tradiciones más auténticas, la festividad del Corpus. Una jornada en la que han demostrado su sentimiento ante el Santísimo en una villa engalanada para la ocasión. De esta forma, la jornada comenzó con la preparación de los altares en los que, posteriormente, pararía la comitiva procesional y la colocación en ventanas y balcones de paños, colchas y telas con bordados para anunciar el recorrido procesional de una fiesta declarada de Interés Turístico Regional.

 

Y es que tras la eucaristía, las calles se llenaron del sentimiento albercano para un desfile procesional en el que el Santísimo recorrió la localidad bajo palio y acompañado por los niños que este año han tomado la Primera Comunión. La comitiva partió de la iglesia y se encaminó hacia la plaza, aunque realizó su primera parada casi a las puertas del templo. Paradas por los seis altares ubicados en distintos puntos del municipio en los que no faltaron las hierbas aromáticas como el tomillo en el suelo y en los que se dedicaron oraciones al Santísimo, mientras que los niños de comunión lanzaban pétalos de rosa.

 

Tras el recorrido por la localidad y las paradas en los seis altares, la comitiva regresó al templo, donde se vivió uno de los momentos más emotivos de esta festividad, el ofertorio, en el que las autoridades, mayordomos y cofrades ofrecieron sus respetos al Santísimo y se arrodillan tres veces ante él. Además, tampoco faltaron a la tradición las familias de los mayordomos que accedieron al ofertorio por las tres esquinas de la plaza ataviados con los vistosos trajes típicos. Una vez concluida la celebración, los fieles que lo desearon también ofrecieron sus respetos al Santísimo.

 

Una jornada en la que La Alberca se llena de sentimiento, tradición y devoción y que es seguida por cientos de fieles y turistas que acompañan a la comitiva para conocer una festividad muy esperada por los albercanos.

COMENTARComentarios