Sellados los nueve vertederos de Salamanca por los que Europa sanciono al estado español

La justicia europea impuso a España 61 infracciones por no cerrar vertederos, nueve de ellos en Salamanca. Poco más de un año después, están todos sellados.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) acaba de condenar a España a pagar una suma de 12 millones de euros por incumplir las normas europeas sobre tratamiento de aguas residuales urbanas e impondrá una multa coercitiva de 11 millones de euros por cada semestre que persista el incumplimiento a partir de este miércoles, 25 de julio. Es el último tirón de orejas de las autoridades europeas a la gestión medioambiental de las administraciones, pero no es el único. Y algunos de los casos por los que Europa nos ha sacado los colores están en Salamanca. Afortunadamente, la provincia ha cumplido con la eliminación de estos vertederos.

 

La provincia era una de las más afectadas por las sentencias que condenan a las administraciones españolas por no gestionar bien los residuos, específicamente, en el caso de los vertederos ilegales. El Tribunal Europeo de Justicia condeó en 2017 a España por los 61 vertederos incontrolados activos o en desuso que aún no habían sido sellados. La mayoría de ellos se reparten entre las Canarias (24) y Castilla y León (27). Y Salamanca era la provincia que más tenía, porque ya ha corregido todos los casos.

 

En la setencia de 2017, la justicia europea apuntaba directamente a nueve casos. Son los vertederos de Ahigal de los Aceiteros, Alaraz, Calvarrasa de Abajo, Hinojosa de Duero, Machacón, Palaciosrubios, de Peñaranda de Bracamonte, Salmoral y Tordillos. Los de Alaraz, de Peñaranda de Bracamonte y Salmoral fueron sellados, aunque sólo tras la expirar el plazo fijado, por lo que hubo infracción. Las autoridades europeas ya reconocieron que así ya cumplían la normativa.

 

En el caso de Palaciosrubios, España alegó ante la justicia europea que sólo acumulaba residuos inertes, pero las autoridades comunitarias denegaron la alegación esgrimiendo que, en todo caso, no se había sellado a tiempo. Los residuos inertes depositados en estos vertederos causan un perjuicio medioambiental muy inferior al de los demás residuos y la ejecución de las obras estaba prevista en 2016. Se adjudicaron por 30.000 euros y el vertedero está sellado.

 

Y en los casos de Ahigal de los Aceiteros, Calvarrasa de Abajo, Hinojosa de Duero, Machacón y Tordillos, España esgrimió los progresos alcanzados, reconociendo al mismo tiempo que estos vertederos permanecían en situación de infracción en el momento de la sentencia, en marzo de 2017. Los vertederos de Tordillos y Machacón acogen residuos tanto en su superficie como enterrados, mientras que en el de Calvarrasa de Abajo, todos los residuos están bajo tierra. En abril de 2016 se dotó un millón de euros para sellar estos y otros vertederos.