Seis horas de oposiciones en un pabellón sin calefacción para ser Policía Local en Béjar
Cyl dots mini

Seis horas de oposiciones en un pabellón sin calefacción para ser Policía Local en Béjar

Interior del pabellón municipal de Béjar.

Las oposiciones para nueve plazas de Policía Local en Béjar terminan con quejas de los cerca de 500 asistentes por el frío intenso en el pabellón que acogió las pruebas.

Béjar, mes de diciembre, en plena ola de frío. Cerca de 500 personas se preparan para la oposición en la que se juegan nueve plazas para ser Policía Local en la ciudad textil. Han llegado de todas partes de Castilla y León a una cita que arranca a las 9 de la mañana con el llamamiento, y que días después ha terminado con muchos de los participantes en casa acatarrados. El motivo, la falta de calefacción.

 

Así lo han denunciado a TRIBUNA participantes en el proceso, que tuvo lugar este miércoles, día 9 de diciembre, en el pabellón municipal de Béjar, y que se prolongó durante más de seis horas para algunos de los candidatos, tiempo en el que tuvieron que soportar bajas temperaturas porque "en ningún momento se puso la calefacción" asegura una de las participantes.

 

La prueba, convocada desde hace semanas, había concitado la atención de numerosos opositores. En total, 497 se habían inscrito para intentar hacerse con una de las nueve plazas que salían a concurso, dos de ellas para el turno de movilidad. El pabellón se preparó para acoger las pruebas con la colocación de sillas en la pista para todos los asistentes que, además, tenían que acudir con mascarilla y presentar una declaración responsable referente a la ausencia de síntomas de enfermedad y de no haber estado en contacto con enfermos COVID.

 

Sin embargo, a la hora de la verdad lo que más complicó la situación fue el frío reinante en el interior del pabellón durante las más de seis horas que pasaron entre el llamamiento, que se hizo a las 9.00 en el campo de fútbol exterior, y la finalización de las pruebas, que los aspirantes que accedieron más tarde tras el llamamiento estiraron más allá de las cuatro de la tarde.