Seis costillas rotas y dos vértebras fisuradas: la factura del Dakar a Lorenzo Santolino
Cyl dots mini

Seis costillas rotas y dos vértebras fisuradas: la factura del Dakar a Lorenzo Santolino

Lorenzo Santolino tiene seis costillas rotas y dos fisuras leves en vértebras, pero ninguna lesión en órganos vitales. Está muy dolorido y permanece en la UCI de la Clínica Anglo Americana de Lima tras su accidente en el Dakar.

Lorenzo Santolino (Sherco) sigue ingresado en la UCI de la Clínica Anglo Americana de Lima, donde desde su llegada este domingo le han ido efectuando diversas pruebas. Tras los pertinentes análisis, el parte de lesiones se resume en seis costillas rotas y dos vértebras fisuradas. La lesión de las costillas ha provocado una mancha interior de sangre que está bajo control. Además, sufre diversos golpes en los hombros y en un brazo. No se han detectado lesiones internas que afecten a órganos vitales.

 

Lorenzo Santolino tuvo que retirarse este domingo, día 13 de enero, del Rally Dakar tras sufrir una tremenda caída en el inicio de la sexta etapa, cuando estaba siendo la revelación de la carrera. La caída se produjo, según la organización, en el kilómetro 33 de la especial de la sexta etapa, aunque se desconocen las circunstancias. El primero en auxiliarle ha sido el piloto francés Adrien Van Beveren (Yamaha), su 'ángel de la guarda' en este trance y al que la familia de Lorenzo ya ha agradecido el gesto; también le ha auxiliado Kevin Benavides (Honda). Santolino fue evacuado por los servicios médicos de la carrera al campamento, donde inicialmente se le diagnosticó fractura de cadera, además de diversos golpes y un traumatismo craneoencefálico. Después, fue trasladado a un hospital en Lima, a mil kilómetros de Arequipa, de donde partía la etapa. Tras hacerle pruebas, se descartó la peligrosa fractura de cadera, se detectaron las de costillas y dos fisuras sin importancia en vértebras, que le obligan a llevar collarín.

 

Santolino ya ha pasado su primera noche hospitalizado y, según sus familiares, lo siguiente será su paso a planta. El piloto salmantino sufre intensos dolores debido a los golpes de la caída, pero está bien atendido y acompañado por su padre, que estaba siguiendo la carrera en Perú.

 

El piloto agradece las numerosas muestras de cariño por parte de aficionados, medios de comunicación, patrocinadores y otros pilotos. Espera poder responderlas en breve una vez abandone la UCI.

Noticias relacionadas