Seguridad vial escolar: los colegios con medidas específicas, uno por uno

Más de veinte colegios de Salamanca tienen medidas de tráfico especiales producto del estudio de su situación de seguridad.

Salamanca cuenta ya con medidas globales en materia de seguridad vial aplicada a los entornos escolares. La generalización del límite 30 en todas las calles del entorno de los colegios, el refuerzo de la señalización, vallas en los accesos, radares... se aplican de manera sistemática, y se unen al análisis de los colegios municipales y sus cercanías.

 

Se ha valorado de manera individualizada la situación de los colegios de la ciudad, ya que cada uno de ellos presenta características diferentes, en función de la ubicación, el número de alumnos, la confluencia con otros centros de trabajo... y, por tanto, necesidades distintas. En algunos casos ha sido necesario  tomar medidas correctoras para mejorar la entrada y salida segura de los estudiantes; Por ello, se han llevado a cabo las siguientes medidas:

 

  • Colegio Amor de Dios: Posibilidad de acceder en coche en zona peatonal dando de alta los vehículos de los padres de alumnos en el sistema de control de acceso a través de las Ampas o de la Dirección del centro.

 

  • CEIP Beatriz Galindo: Instalación de vallas fijas de canalización peatonal frente al colegio para conducir a los escolares a los pasos habilitados. Además, se ha habilitado el estacionamiento de autobuses escolares, a petición del propio centro educativo.

 

  • Colegio Calasanz: Instalación de un radar de velocidad.

 

  • CEIP Campo Charro: Cuentan con un aparcamiento en la calle Norberto Cuesta Dutari, detrás del colegio. Además, tienen la posibilidad de acceder en coche en zona peatonal dando de alta los vehículos de los padres de alumnos en el sistema de control de acceso a través de las Ampas o de la Dirección del centro. Asimismo, se ha habilitado en las horas de entrada y de salida al colegio un carril en la calle Gregorio Marañón (igual que en Maristas) para poder dejar y recoger a los escolares.

 

  • Colegio Maristas: Cuentan con un aparcamiento en la calle Norberto Cuesta Dutari, detrás del colegio. Además, se ha habilitado en las horas de entrada y de salida al colegio un carril en la calle Gregorio Marañón (igual que en Campo Charro) para poder dejar y recoger a los escolares. También, tienen la posibilidad de acceder en coche en zona peatonal dando de alta los vehículos de los padres de alumnos en el sistema de control de acceso a través de las Ampas o de la Dirección del centro.

 

  • CEIP Francisco Vitoria: Posibilidad de acceder en coche en zona peatonal dando de alta los vehículos de los padres de alumnos en el sistema de control de acceso a través de las Ampas o de la Dirección del centro.

 

  • CEIP Gran Capitán: Además de las medidas adoptadas en todos los colegios, se han instalado pasos de peatones específicos para facilitar el cruce al centro educativo.

 

  • CEIP Juan del Enzina: El centro cuenta con un aparcamiento público delante de la puerta.

 

  • Colegio Maestro Ávila: Posibilidad de estacionar en la zona ORA en las calles Maestro Ávila y García Tejado en horario de entrada y salida del colegio.

 

  • Colegio María Auxiliadora: La entrada y salida del centro se realiza por la calle Padre Astete, con acceso al patio trasero, que cuenta con una menor intensidad media de vehículos.

 

  • Colegio Milagrosa: Se ha habilitado un espacio para autobuses y vehículos para `personas con movilidad reducida específicamente para padres de alumnos del centro en la calle Príncipe de Vergara, que cuenta con un único sentido de la vía.

 

  • CEIP Padre Manjón: Instalación de una rampa de acceso en la calle Ceriñola para escolares con movilidad reducida y ampliación de la acera.

 

  • CEIP Rufino Blanco: Cuentan con una zona habilitada a los vehículos en la parte trasera del IES Martínez Uribarri, para poder dejar y recoger a los escolares.

 

  • Colegio Sagrada Familia Siervas de San José: Instalación de un semáforo de pulsador en la Gran Vía (desde la calle Caldereros a Marquesa de Almarza).

 

  • Colegio Sagrado Corazón: Los escolares acceden al centro por la parte trasera del mismo, en la calle Huerta de la Santísima Trinidad, donde cuentan con una zona habilitada para dejarles y recogerles.

 

  • Colegio San Agustín: Se han adoptado medidas de reducción de velocidad en la avenida de San Agustín, con bandas sonoras y semáforos de pulsador hasta la puerta del colegio. Además, está habilitado el aparcamiento del Pabellón Municipal de Würzburg.

 

  • Colegio San Estanislao de Kostka: Cambio del sentido de circulación en la calle Príncipe de Vergara de doble sentido a único para facilitar que se pueda dejar y recoger a los escolares.

 

  • Colegio San Juan Bosco (Salesianas): Instalación de vallas fijas de canalización peatonal frente al colegio para conducir a los escolares a los pasos habilitados. Además, instalación de radar para control de la velocidad limitada.

 

  • CEIP Santa Catalina: Posibilidad de acceder en coche en zona peatonal dando de alta los vehículos de los padres de alumnos en el sistema de control de acceso a través de las Ampas o de la Dirección del centro.

 

  • Colegio Santa Teresa de Jesús: Se ha realizado una acera entre el centro y el carril bici en la zona donde se encuentra la puerta para alumnos de Infantil, en la glorieta Ruta de la Plata. Además, se ha habilitado el estacionamiento en un segregado de la N-630 en la avenida Raimundo de Borgoña, delante del colegio.

 

  • CEIP Villar y Macías: Zona de permisibilidad en la glorieta Filiberto Villalobos en horario de entrada y salida del centro.

 

  • Colegio Salesiano San José: Regulación semafórica en el cruce y paso de peatones.

Noticias relacionadas