Segundo fortín, segunda prueba de fuego para el Salamanca CF de Larrazábal

El Promesas en su feudo, ¿imbatible?

Los Anexos de Zorrilla, donde finalmente jugará el próximo sábado el Salamanca CF UDS, es un feudo inexpugnable esta temporada. El equipo de Larrazábal se enfrenta de nuevo, después de su paso por León, ¿a un imposible?

El Salamanca CF UDS se encuentra en ese punto de la temporada en el que puede engancharse con los puestos de play off o quedarse en esa tierra de nadie que le mantiene alejado de los puestos de peligro pero que también le deja lejos de sus aspiraciones iniciales. La llegada de Aitor Larrazábal al banquillo del equipo blanquinegro ha coincidido con un calendario de partidos que medían al equipo con rivales de play off y en su feudo. 

 

De hecho de forma consecutiva se va a enfrentar con los dos conjuntos que han conseguido hasta ahora convertir su feudo en un fortín y es que si la Cultural en el Reino de León se ha mostrado inasequible casi lo mismo se puede decir del Valladolid B, que ha hecho de los Anexos de Zorrila un feudo del que solo dos equipos esta temporada han conseguido llevarse un punto por encuentro.

 

Ocho partidos ha disputado el conjunto morado en casa y seis los ha saldado con triunfo, alguno de ellos de relevancia como los obtenidos ante Real Sociedad B y Cultural y Deportiva Leonesa y tan sólo Calahorra y Haro supieron encontrar el camino para arrancar un empate. 

 

El equipo de Javi Baraja además ha marcado siempre que ha jugado como local y su balance es de 16 tantos, una media de dos por encuentro, aunque también hay que señalar que empezó mostrando una mayor capacidad goleadora que en las últimas jornadas y es que en sus últimos cuatro encuentros disputados como lcoal tan sólo ha hecho un gol por choque.   

 

El Leioa fue el equipo que más tantos le hizo -2-, y sólo Alavés B y Cultural se quedaron sin marcar en los Anexos así que el Salamanca CF sabe que no es un adversario inasequible e igual que debe protegerse mucho y bien atrás, puede encontrar vías de acceso a la portería si ataca con orden. 

 

Cinco puntos separan ahora mismo a ambos equipos en la clasificación donde el Valladolid B ocupa la quinta posición por lo que superar esta prueba de fuego puede meter al equipo de Larrazábal en la lucha antes de fin de año e incluso el empate le dejaría esa puerta abierta.