“Se pone dinero para que vayan soldados a Afganistán y a los pensionistas se nos está recortando”

El Sindicato Provincial de Pensionistas de Salamanca ha aprovechado la celebración de su séptimo Congreso para llamar la atención sobre su situación

El Sindicato Provincial de Pensionistas de Salamanca celebra hoy su VII Congreso Provincial en el que, previsiblemente, Tomás Martín García sucederá a Juan Francisco Santos Hernández en el cargo de secretario provincial de pensionistas del sindicato Comisiones Obreras.

La agrupación ha querido aprovechar esta circunstancia para hablar de los problemas que tienen los jubilados y pensionistas en el contexto de la actual crisis, y ha destacado sus problemas económicos, unidos a la incertidumbre sobre lo que va a pasar próximamente.

“Nos preocupa nuestro único sustento, que es la pensión. Hemos estado toda la vida trabajando para tener cada vez las cosas más difíciles”, se lamenta Juan Francisco Santos, que pide la revalorización de las pensiones en 2012 y se defiende asegurando que “los pensionistas no tenemos la culpa de la crisis”. Además, se ha referido a gastos como los del Ministerio de Defensa, para compararlos con los recortes a los pensionistas: “Se pone dinero para que vayan soldados a Afganistán, pero a nosotros se nos está recortando”.

El secretario regional de Pensionistas y Jubilados de Comisiones Obreras, Lorenzo Rubio, se ha referido a la pérdida de poder adquisitivo que están experimentando los jubilados en España. “Arrastramos un dos por ciento del año pasado, a lo que hay que sumarle que el 75 por ciento de nosotros tenemos familiares desempleados a los que tenemos que ayudar”, ha asegurado. Además, Lorenzo Rubio ha reprochado al Gobierno su política en materia de dependencia, que va a hacer que “en Castilla y león mucha gente se quede sin ningún tipo de ayuda”.

No obstante, y más allá de lamentarse por la situación que atraviesa el colectivo de jubilados y pensionistas, desde el Sindicato provincial han asegurado que seguirán “luchando por encontrar una solución a todos esos problemas”. Para ello, quieren dar un toque de atención a las asociaciones de mayores, “que tienen que hacer más cosas que entretenernos. Ya no estamos para comidas ni para bailes”, se mostraba rotundo Lorenzo Rubio.