Se fuma un puro y acaba en el calabozo

La Policía Nacional ha detenido a un varón de 51 años como presunto autor de un delito de atentado y resistencia a agentes de la autoridad que habían acudido al establecimiento ante la alerta de trifulca.

Los funcionarios pudieron constatar que el detenido llegó poco antes al establecimiento en la calle Federico de Onís, comenzando a insultar a los clientes que había. El dueño del local le dijo que no le iba a servir por su comportamiento, invitándole a que se marchara. El detenido se negó y comenzó a encender un puro, por lo que el propietario llamó al 091.

 

 

Los Agentes, tras indicarle la prohibición de fumar en el local y que cometía una infracción administrativa por ello, le solicitaron la identificación y le instaron a salir, negándose a ello, insultándolos y lanzando un puñetazo al estómago de uno de los funcionarios, por lo que procedieron a su detención, continuando con su actitud agresiva y vejatoria en el trayecto en el vehículo policial hasta las dependencias de la calle Jardines.

 

 

El detenido ha sido puesto a disposición judicial.