‘Se empeña’ en sumar de uno en uno y cae a la promoción

EL GRAN PROBLEMA. A pesar de no ser inferior a sus rivales, la falta de gol del equipo le ha condenado a los puestos de abajo
Adrián A. García
Se cumple casi un tercio de Liga y la crisis anotadora del Guijuelo hace que el equipo no levante cabeza y se vea relegado a los puestos bajos de la clasificación. Después del partido frente al Mirandés, el conjunto verdiblanco cayó a puestos de descenso por primera vez en lo que va de temporada.

La baja de Vinuesa durante seis semanas, sumada a los problemas físicos de Koeman al inicio de la campaña, han hecho que el equipo sólo haya anotado seis goles en once partidos y se haya quedado en siete sin ver puerta.

No obstante, las buenas sensaciones que dejó el conjunto de Cazalilla en el último partido de Liga hacen pensar que la recuperación va por el buena camino. Con los dos delanteros de inicio y José Romero por detrás se vio a un Guijuelo distinto, con un mayor dinamismo con el balón. Si el técnico se decide a apostar más por esta alineación ofensiva, las tornas pueden cambiar.

Al margen de la falta de gol, lo que más ha sorprendido a propios y extraños es la solidez defensiva, y más si tenemos en cuenta que tres de los cuatro zagueros titulares son nuevos. Que Montero sea el portero menos goleado de la categoría empieza a no ser una noticia, ya que apenas recibe ocasiones de gol.