Óscar Valero: "Conozco al Guijuelo y a Rubén... pero siempre te pueden sorprender"

Óscar Valero celebra un gol la pasada campaña con el CD Guijuelo (Foto: Chema Díez)

El ex jugador del CD Guijuelo, ahora en las filas del Tudelano, se mide al que hasta la pasada campaña fue su equipo, que recuerda con cariño. "Dejé allí mucha gente y amigos, pero aquí estoy muy cómodo y agradecido".

"Va a ser un partido atípico. Después de 4 años en Guijuelo, donde viví muchas cosas, va a ser un partido raro. Pero, en el fondo, son tres puntos más y vamos a ir a por ellos". Éstas son algunas de las sensaciones del ex jugador del CD Guijuelo, Óscar Valero, ahora en las filas del Tudelano, próximo rival de los salmantinos, que tiene claro que su próximo partido le evocará grandes recuerdos.

 

No en vano, será la primera vez que se mida a sus 'ex' tras abandonar Guijuelo. "La vida sigue y he quemado una etapa más; es cierto que tengo mucho que agradecerle al Guijuelo pero en Tudela me han acogido fenomenal y estoy muy agradecido. Vamos a luchar por salvarnos y por el momento estamos en el buen camino", reconoce el maño.

 

No en vano, su equipo suma 12 puntos en 7 partidos (a dos del CD Guijuelo) y llega con la moral por las nubes tras derrotar al Burgos en El Plantío (0-2) en la pasada jornada. "La verdad es que fue una victoria muy importante, pero vamos partido a partido. Somos un equipo que sabe competir, con experiencia... y, en el plano personal, estoy muy agradecido al entrenador por su confianza", reconoce.

 

Sobre el 'scouting' que le ha podido hacer del Guijuelo a su míster, Valero reconoce que conoce "muy bien al equipo y a Rubén. Sabemos cómo juegan y su estilo, pero siempre te sorprende, hace algo nuevo que no te esperas", reconoce Valero.

 

Pero, a fin de cuentas, se trata de un partido de fútbol. "Son tres puntos más, al fin y al cabo, y un partido como otro cualquiera", asegura, pero con un sentimiento diferente al del resto. Mucho más especial será aún el de vuelta cuando regrese al Municipal, donde durante cuatro años dejó un recuerdo que aún sigue brillando.