Óscar cano, entrenador de la Unión deportiva Salamanca

“Ha sido el peor partido hasta ahora, pero sin ser tremendista”
T. S. H. / GUIJUELO
Óscar Cano, entrenador de la UDS, aseguraba al término del encuentro de ayer que las circunstancias no invitaban a hacer mucho más y felicito al rival por el partido realizado en la localidad chacinera. “No nos hemos visto nunca fuera del partido y hemos podido obtener la victoria en muchos momentos del partido, aunque también hay que reconocer que no encontramos espacios”. El técnico del conjunto charro aludió también a la “excesiva imprecisión en muchos de los lances del juego, y creo que nos faltó también estar más cerca de ellos para poder ejercer mejor la presión en el terreno de juego”.

Así, Cabo admitió sin tapujos que el de ayer fue “el peor partido de la pretemporada, pero no soy tremendista ni para lo bueno ni para lo malo”, quitando hierro al asunto y con unas perspectivas de mejora claras para futuros compromisos a falta de dos semanas para el inicio de la temporada.

Otro de los fallos que vio Cano fueron las jugadas a balón parado. “No hemos defendido estos lances del juego, aunque el estado del campo creo que tuvo algo que ver”.

Por otra parte, en cuanto a la actuación de Jonhy, de prueba en la UDS, Cano destacó que el jugador “quiere agradar y estar en muchos sitios; por eso ha abandonado el suyo específico. No obstante, hay que ser comprensivos porque él sabe que está a prueba y eso le condiciona. Además, iba a jugar 90 minutos, pero ha terminado con molestias”.

En cuanto a la acción de Miguel Linares, Cano apuntó: “Yo soy antiviolento y para mí es una acción sin justificación, aunque no sé quien la ha empezado. Está claro que no podemos quedarnos en inferioridad numérica por algo así. No veo normal que un profesional salga con una brecha al terminar un choque, amistoso o no”, sentenció.