Sarrión quiere que la cultura sea un sector central y critica el trato de la Junta a sus profesionales

El candidato por IU-Castilla y León en Marcha a la Junta, José Sarrión, impulsará la industria cultural como un sector económico central sobre el que construir una nueva Autonomía, al tiempo que ha denunciado el trato que la Junta tiene hacia sus profesionales.

El candidato por IU-Castilla y León en Marcha a la Junta, José Sarrión, impulsará la industria cultural como un sector económico central sobre el que construir una nueva Autonomía, al tiempo que ha denunciado el trato que la Junta tiene hacia sus profesionales.

 

"Vamos a poner la cultura en el primer nivel, respetando y poniendo en valor a sus profesionales, acabar con su precariedad y que la Junta y los ayuntamientos tengan un plan dirigido a fomentarla como uno de los sectores centrales de la nueva Castilla y León que queremos", ha explicado el candidato minutos antes de reunirse con representantes de los diferentes sectores culturales en la Comunidad.

 

Sarrión ha incidido en que la Junta trata a los profesionales artísticos como "ciudadanos de segunda" y trata la cultura como un "lujo", "un objeto de decoración que queda bien, pero no es importante".

 

"Para IU-CyL En marcha creemos que la cultura debe ser uno de los ejes centrales de nuestro nuevo plan de empleo por lo que tenemos que dar valor a nuestros artistas", ha reflexionado para continuar asegurando que la industria cultural es "rentable" porque crea puestos de "alta cualificación". "Hay que potenciar el sector como una de las patas de esa Castilla y León con empleo estable y derechos que queremos construir", ha apostillado.

 

Así, ha puesto como ejemplo el Teatro de Calle de Valladolid o el el Festival de Teatro de Ciudad Rodrigo (Salamanca), del que ha asegurado que son dos de las actividades "con mayor efecto de atracción económica" que evidencia que la cultura debe ser entendida "como un elemento central en el nuevo modelo económico".

 

Para ello, "lejos de la afición de los políticos de Castilla y León a cortar cintas inaugurales de grandes edificios que luego no dotan de contenido", Sarrión ha apostado por políticas culturales que se basen en el "respeto" a sus profesionales.

 

En este punto, Sarrión ha lamentado el "duro golpe" que para la cultura ha supuesto la desaparición de las Cajas de Ahorro de la Comunidad que a través de sus fundaciones impulsaban económicamente proyectos culturales, algo que ahora, "ni diputaciones, ni ayuntamientos tienen capacidad para hacerlo".

 

El presidente de la Asociación de Empresas de Artes Escénicas Asociadas de Castilla y León (Artesa), Tomás Martín, ha ahondado en ese "panorama negro" que desde hace años asola al sector. Así, ha asegurado que son los políticos los que tienen que responder si interesa que haya compañías en la Comunidad o si prefieren traer grupos de Madrid, "porque sale más barato".

 

Martín ha mostrado su deseo de conocer el proyecto cultural de cada formación para saber si tienen hueco en él. "Nosotros creemos que somos muy necesarios porque pensamos que es importantísimo crear teatro pegado a la tierra, pero desconocemos lo que piensan ellos", ha asegurado para cuestionar si la administraciones quiere que el teatro llegue a una Comunidad despoblada y capte nuevos públicos entre los escolares.

 

En este sentido, ha abogado por recuperar las ayudas públicas a las artes escénicas que, en el caso de la Junta a través de la Fundación Siglo, han pasado de los 600.000 a los 320.000 euros anuales en una década.

 

El presidente de Artesa ha advertido de que hay grupos teatrales históricos, que nacieron en los años 70, "en quiebra" y sufren el riesgo de no subsistir. Así, ha puesto el ejemplo de como algunas de las compañías más consolidadas y que hace unos años tenían en nómina a una quincena de empleados, en la actualidad, apenas cuentan con cinco trabajadores fijos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: