Santolino ya está en la historia del Dakar
Cyl dots mini

Santolino ya está en la historia del Dakar

Lorenzo Santolino toma la salida protocolaria ante miles de espectadores en Lima. Este lunes, primera etapa de corto recorrido pero 100% sobre la arena de las complicadas dunas de Perú

Lorenzo Santolino ya está en la historia del Dakar tras tomar parte esta pasada noche de España en la salida protocolaria de la carrera más dura del mundo. El salmantino ha participado en la tradicional ceremonia de salida en la que todos los participantes pasan por el podio para saludar a miles de asistentes. Como se ha podido ver en la transmisión de Teledeporte, hay grandes expectativas sobre la actuación de Santolino, que no se ha fijado ningún puesto final como objetivo, pero sí acabar y coger experiencia en su primer Dakar.

 

Santolino ya ha pasado las verificaciones técnicas este día 5 de enero y pudo volver a subirse a su moto tras casi un mes. Todo está correcto y listo para participar tras el inicio simbólico este día 6 de enero en Lima, donde ha hecho su primera aparición en la rampa de salida del Dakar.

 

La acción arranca este día 7 de enero con la primera etapa, con 84 kilómetros de especial y 247 en total entre Lima y Pisco. Por delante, casi 5.000 kilómetros de recorrido en una edición más corta de lo habitual, con solo diez etapas, pero complicada por la navegación y por las dunas: el 70% del recorrido es sobre arena.

 

Esta primera etapa, de corto recorrido, podría parecer sencilla pero no lo es. Será 100% sobre arena y el año pasado una etapa similar ya causó problemas. Este año, con sólo diez etapas y menos recorrido, la organización tiene preparadas complicaciones en todas las jornadas. La primera gran etapa será el día 8 de enero.

 

El salmantino es uno de los 138 pilotos de motos y parte como debutante, pero ha hecho una preparación concienzuda que voces autorizadas como la de Marc Coma ya han destacado. Pero Santolino no se pone presión ninguna. Sabe que su único objetivo es aprender día a día, no cometer errores y acabar. No quiere rodar por encima de sus posibilidades y se niega a dar un puesto concreto como objetivo. “Quedaría contento con acabar, no tener ninguna gran caída y sumar kilómetros”, asegura.