Santolino tropieza en la última especial y condena su resultado en la primera jornada del GP de Portugal

La caída le costó 30 segundos y varias posiciones para caer hasta el puesto decimocuarto de su categoría.

El piloto salmantino Lorenzo Santolino ha tropezado este sábado en el que estaba siendo su mejor terreno y ha tenido que conformarse con el puesto decimocuarto de E2 en el GP de Portugal, que se disputa en Castelo Branco. Un error en la última especial, que a su vez era la última pasada por la extrema, le ha costado cerca de 30 segundos y ha terminado de empañar una carrera ya complicada para el salmantino por la rapidez de las especiales y el polvo.

 

Se esperaba una carrera dura por las altas temperaturas reinantes en la zona, hasta 40 grados, que condicionaron a los pilotos que tenían que dar tres vueltas a un recorrido de 60 kilómetros con las correspondientes pasadas por cada una de las tres especiales trazadas. Para terminar, una última pasada por la extrema.

 

Como ocurrió en Grecia, Santolino fue muy competitivo en la extrema, marcada esta vez con elementos naturales. De hecho, fue tercero en la primera pasada y sexto en otras dos, consiguiendo los tiempos competitivos que en el resto de especiales le han costado. Santolino se ha encontrado con un terreno duro y mucho polvo que le han perjudicado al salir algo atrás y también porque le ha faltado potencia a su Sherco 250 4T. A pesar de ello, marchaba entre los diez primeros a falta de una especial, la última extrema.

 

Ahí se ha enganchado en un escalón formado por varias piedras y ha caído hacia atrás, sin consecuencias físicas. En el lance ha perdido cerca de 30 segundos que le han arrastrado al fondo de la clasificación. Ha terminado en el puesto decimocuarto. La victoria en E2 para el británico Jamie McCanney que se ha impuesto al español Josep García.

 

“Las especiales eran muy rápidas, ha salido mucho polvo, tipo ‘fes-fes’, y la verdad es que me ha costado mucho. Los tiempos no me salían, salvo la extrema, que me ha ido mejor. Pero en la última he tenido un error, tonto y grande a la vez, me he quedado en un escalón de piedra y he perdido por lo menos 30 segundos al caer para atrás. A ver si por lo menos el domingo hago buenas extremas y recorto tiempo en lo demás. Falta un poco de confianza, un poco de motor, un poco de todo. Pero al menos físicamente estoy bien”, ha dicho el piloto.