Santolino comienza la temporada: "El objetivo es ganar el Nacional y estar cerca del podio en el Mundial"

El piloto de Guijuelo disputa este fin de semana la primera prueba del Campeonato de España; sigue en Sherco, pero esta vez con la 250 4T.

El piloto salmantino Lorenzo Santolino

Lorenzo Santolino disputa este fin de semana la primera prueba del Campeonato de España con la que arranca su temporada tras una pretemporada en la que ha competido en Portugal y Bassella. La campaña 2017 llega con algunos cambios con respecto al año pasado. El piloto salmantino sigue en Sherco, pero esta vez con la 250 4T, la misma moto con la que fue tercero en el Mundial hace dos temporadas; en los entrenamientos ha recuperado las buenas sensaciones que no llegó a encontrar con la 300 2T con la que corrió el año pasado y que no terminó de convencerle.

 

El nacional arrenca este fin de semana en Oliana (Lleida) y consta de cinco pruebas. El Mundial empieza el 25 y 26 de marzo en Filandia con una carrera de casi mil kilómetros que se disputará íntegramente sobre nieve y hielo, con otras ocho carreras en el calendario. Los ISDE, el Mundial por naciones, se disputan en Francia a finales de agosto. Estas son las impresiones del pioto salmantino de cara al inicio de temporada.

 

Una temporada más en la élite del enduro, a la que llegó hace diez años, ¿cuáles son tus objetivos este 2017?

Para este año estamos focalizados en el Mundial y el Campeonato de España. El objetivo es ganar el nacional como otros años, y en cuanto al mundial, se reunifican tres categorías en dos: habrá Enduro GP y Enduro2, yo estaré con la Sherco 250 4T en Enduro2. El objetivo es estar cerca del podio, aunque no me quiero marcar a priori un objetivo porque después de un año malo que he tenido estoy con ganas y con fuerzas, pero es una categoría difícil, con muchos pilotos nuevos, va a haber mucha competitividad. Pero parto con aspiraciones de estar en el podio o cerca.

 

lorenzo santolino

 

El año pasado fue aciago en parte por una moto que no se adaptaba a ti, pero uno de los cambios esta temporada es el regreso a la moto con la que fuiste tercero en el Mundial de 2015.

Vuelvo a la 250 4T. Ha habido algunos cambios, no grandes evoluciones, pero sí que ha mejorado la moto desde 2015 y la verdad es que me encuentro muy bien. Cada entreno que estoy haciendo voy mejorando, noto que voy cogiendo esa confianza que tenía. Desde el primer momento que la he cogido me he encontrado muy bien con ella, he tenido buenas sensaciones, pero terminar ese último punto, esa chispa que tienes en competición, es lo que cuesta pero lo voy cogiendo. Las primeras carreras me va a costar un poquito pero iré mejorando, porque me suele pasar cada temporada, siempre voy de menos a más.

 

Empiezas este fin de semana con el Campeonato de España que luego se detiene para dejar paso al Mundial.

La primera carrera es en Oliana, un terreno que más o menos conozco, en invierno suelo entrenar allí y este año también he estado. Es una zona espectacular para el enduro, con zonas de montaña, de roca… va a ser una carrera muy bonita. Es un gran comienzo de campeonato allí, es un entrenamiento de cara al Mundial que empieza inmediatamente: nos vamos directos de Oliana a Finlandia.

 

El Campeonato de España se mueve por los derroteros de siempre, donde sí hay cambios es en el Mundial. ¿Qué tipo de carreras nos esperan?

El Mundial cambia el formato y las categorías. Este año la primera carrera es en nieve y con un formato de muchos kilómetros, 400 el primer día y 500 el segundo entre enlaces y especiales. Mucho rato en carrera, mucho frío, dicen que entre -10 y -15 grados, una carrera con especiales muy largas, de 20-30 minutos cuando lo normal son 15. Es una carrera muy atípica, puede que gane un piloto local. No va a marcar el campeonato, el resultado no va a ser influyente, no tiene nada que ver con el resto del año: si quedas último o si ganas no es indicativo. El Mundial se normaliza a partir de la segunda prueba, que es en España, y el resto son carreras convencionales salvo la de Gran Bretaña que se cierra con un cross country; y la última, en Alemania, que otros años es un enduro extremo, así que lo normal es que se haga sobre zonas difíciles.

 

¿Alguna carrera que esperes con más interés?

Normalmente Italia son las carreras que me gustan y se me suelen dar bien, con tramos complicados, de piedras y raíces, con agua… son carreras muy bonitas. Eslovaquia será más dura porque suele ser sobre hierba y ahí sufrimos los españoles, es terreno de los franceses.

 

¿Qué tal con un campeón del mundo como Matthew Phillips en el equipo?

Bien, tengo buena relación con él, nos ayudamos mutuamente. Cuando hace falta algo es el primero que me intenta ayudar en las especiales y en el día a día. Con Phillips muy bien, y con el equipo igual, hemos estado en marcas distintas, pero llevamos seis años juntos, igual que con mi mecánico que es la sexta temporada y sabemos cómo trabajar y que hay que hacer cada uno. Me encuentro muy a gusto.

 

 

El año pasado tuviste tu primera experiencia en los rallys africanos, ¿este año tendrá continuidad?

Este año la prioridad 100% para este año es el Enduro, no quita que las intenciones de la marca o el futuro que ven para mí se mueva hacia el rally. Pero la intención es hacer un buen resultado en el enduro y luego ya veremos.