Santamaría gana a Rajoy entre votantes de PP, Garzón a Iglesias en Unidos Podemos y los de PSOE recelan de Sánchez

Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso

El Barómetro de Abril del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha puesto de manifiesto que los primeros espada no convencen. 

Según figura en los datos de la encuesta cruzados con el recuerdo de voto en las generales de 2016, los electores del PP otorgan a Mariano Rajoy una nota media de 5,94 puntos, apenas medio punto por encima de la calificación que dan al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al que puntúan con 5,45 puntos.

DE LA SERNA, EL SEGUNDO PREFERIDO EN EL PP

Pero Rajoy no es el político más valorado entre los electores del PP, pues por encima de él sitúan a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a la que otorgan una nota media de 6,44 puntos. Destaca también la calificación del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que es el segundo ministro preferido por los electores del PP y que logra la misma nota que el propio Rajoy, 5,94 puntos.

En Unidos Podemos también se produce la particularidad de que el líder de la formación no es el político mejor valorado por sus votantes. Así, los electores de la coalición puntúan más al coordinador de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, que al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, con notas de 6,56 y 5,85 puntos, respectivamente.

En las filas del PSOE el mejor valorado es el secretario general del partido, Pedro Sánchez, pero en su caso lo que refleja el CIS es cierto recelo en seis de cada diez votantes: Un 47% admite tener poca confianza en su líder y un 12,9% dice directamente que no tiene ninguna. Eso no le ocurre ni al presidente del Gobierno, que, pese al desgaste del cargo, cuenta con mucha o bastante confianza de la mayoría de sus electores (58,8%).



TRASVASES DE VOTOS



Por otro lado, el barómetro indica que los electores del PP y los de Unidos Podemos son los que tienen más dudas a la hora de repetir su voto de las últimas elecciones generales. Así, sólo un 56,4% de los electores del PP tiene ya decidido que volverá a apoyar el partido en los próximos comicios, mientras que un 16,6% ya se ha pasado a Ciudadanos y un 15,9% se mantiene en duda.

En el caso de Unidos Podemos, la coalición parece tener garantizado el voto del 58,6% de sus votantes de 2016, pero hay un 21,9% que admite que no tiene claro repetir.

Por el contrario, Ciudadanos presenta un alto índice de fidelidad pues el 77,3% de sus votantes de 2016 ya anuncia que volverá apoyar al partido naranja en la próxima cita con las urnas. En el caso del PSOE, esa tasa es del 61,9%.