Cyl dots mini

Santa Marta, uno de los cinco puntos del país donde más aves se han observado en el XX maratón ornitológico

Isla del Soto en Santa Marta (Foto: Archivo)

La actividad se ha celebrado desde ventanas, balcones, terrazas y azoteas con motivo del confinamiento.

Un total de 1.251 personas en 757 puntos de observación en 50 provincias han logrado registrar hasta 216 especies de aves en 24.500 registros en la plataforma eBird este fin de semana en la maratón ornitológica de SEO/BirdLife que este año celebraba su vigésima edición.

 

A consecuencia del confinamiento debido al estado de alarma para frenar el coronavirus, desde las ventanas, balcones, terrazas y azoteas lo que más se observó fueron gorrión común, el mirlo común y la paloma doméstica. De esta forma, Santa Marta de Tormes se encuentra entre los cinco puntos que más aves se han observado durante esta iniciativa.

 

Las provincias que más especies han detectado fueron Madrid, con 149 especies; Valencia, 120 especies; Barcelona, 118, Navarra con 101 y Gerona con 100.

 

La ONG ha impulsado actividades para conectar desde casa con la naturaleza en estas semanas de confinamiento. El técnico de SEO/BirdLife, Jordi Prieto, ha explicado que esta ha sido la edición "más especial" del maratón ornitológico organizado por SEO/BirdLife. "En su vigésima los participantes han agudizado más que nunca sus sentidos para ver y escuchar aves desde ventanas, terrazas y jardines", ha subrayado.

 

Los cinco puntos donde más aves se han observado son Manzanares el Real, con 83 especies; la Albufera de Valencia, 81; Barluenga (Huesca), 67 especies en Collado Mediano (Madrid), 65 especies en Lagartera (Toledo) y 63 puntos en Posadas (Córdoba), Santa Marta de Tormes (Salamanca) y Casasbuenas (Toledo).

 

Las especies de aves han dependido de la ubicación de la casa, de modo que se han observado aves marinas, aves acuáticas, aves rapaces, aves esteparias y todo un elenco de especies y entre ellas se han observado aves muy amenazadas como la cerceta pardilla, cuya situación es crítica. Tampoco han faltado especies exóticas, como la cotorra argentina y la cotorra de Kramer, muy establecidas en numerosas ciudades. Han sido nueve especies las registradas. Una de ellas el camachuelo mejicano, que parece estar en expansión en la ciudad de Murcia.