Santa Marta renueva un convenio para la adecuación de viviendas de las familias en riesgo de exclusión

El objetivo es realizar proyectos de acondicionamiento de viviendas de familias con niños y ancianos con especiales necesidades y personas dependientes o con un grado de minusvalía de al menos un 33%

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes ha renovado su convenio de colaboración con la empresa Leroy Merlin de Salamanca para fortalecer su compromiso en la realización de proyectos de acondicionamiento de viviendas de familias con niños y/o ancianos que requieran de especiales necesidades y personas dependientes o con un grado de minusvalía de al menos un 33%. En el último año casi una decena de personas ha recibido información de este servicio por situaciones relacionadas con la dependencia.

 

El alcalde de la localidad, David Mingo, mostró su satisfacción con la renovación de un convenio que manifestó "es muy beneficioso para familias que tienen escasos recursos pero que necesitan con urgencia que se acometan reformas en sus hogares que reviertan en una mejor calidad de vida. Se trata por tanto de un nuevo compromiso adquirido por este Ayuntamiento con personas en situación de dependencia, con discapacidad, necesidades especiales o en riesgo de exclusión social a los que se ofrece una ayuda para acondicionamiento de su vivienda”.

 

Por su parte, la concejal del área, Andrea García, explicó que “este convenio se renueva porque queremos seguir apoyando a personas que tengan estas necesidades, independientemente del número de personas que lo hayan utilizado en años anteriores nuestro propósito es que si en años venideros alguien lo necesita pueda disponer de él”.

 

La empresa se encargará de la cesión de materiales destinados a los proyectos, así como de la aportación de la mano de obra. En este sentido, Andrés Neira, director de Leroy Merlin en Salamanca, destacó la “importancia que tiene la responsabilidad social corporariva para Leroy Merlin, en este caso a la hora de trasladar al ámbito local un convenio marco a nivel nacional, de tal modo que podamos ayudar a personas con necesidades específicas como en este caso las de dependencia”. 

 

La decisión final sobre las familias que se podrán acoger a este convenio, que tendrá vigencia de un año y se renovará de forma tácita, la tendrá Leroy Merlin, que será el que evalúe las propuestas apoyadas en los informes que se facilitarán desde los Servicios Sociales del Consistorio.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: