Santa Marta instala una pantalla antiruido de la avenida de La Serna
Cyl dots mini

Santa Marta instala una pantalla antiruido de la avenida de La Serna

Instalación de la pantalla acústica en la avenida de La Serna

El objetivo es reducir el ruido del tráfico de las viviendas cercanas a una vía por la que pasan alrededor de 23.000 vehículos diarios.

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes ha comenzado las obras de instalación de una pantalla acústica en la avenida de La Serna, que servirán para "reducir el impacto del ruido que produce el tráfico que circula por esa zona y que es de una densidad elevada".

 

La mampara antirruido estará ubicada a la altura de las viviendas, una zona que es muy próxima a la carretera y que está considerada como zona de prioridad alta en límites de ruido, ya que por la misma circulan alrededor de 23.000 vehículos diarios. "Tras esta instalación los vecinos verán disminuido el ruido en sus viviendas, logrando acabar con uno de los problemas más acuciantes que tenía hasta la fecha vivir cerca de una carretera con tan alto tránsito de vehículos", han explicado desde el Consistorio santamartino.

 

La pantalla medirá un total de 48 metros, 70 centímetros de profundidad y 50 de anchura. Sobre la misma se instalará un murete desde la zapata que tendrá 25 centímetros de ancho y que estará realizado a base de hormigón armado y medirá un metro de altura. Llevará, además, unos paneles antirruido de un metro que se pintarán en color verde con la intención de que quede integrado con el seto contiguo a la misma.

 

El coste de esta obra ascenderá a 33.450 euros. Los trabajos ya han comenzado y se espera que la pantalla quede instalada a finales de este mes.

 

El alcalde del municipio, David Mingo, ha destacado que “se trata de terminar con el problema de ruido que sufren gran parte de los vecinos de esta zona, que soportan un alto nivel sonoro de los vehículos que pasan por la carretera. Hace ya algunos años, cuando realizamos el cambio de pavimento en esta misma avenida ya colocamos una mezcla especial de componentes que hacía que el ruido descendiera, y aunque este ha decrecido considerablemente buscamos con esta experiencia piloto, una solución óptima que esperemos pueda reducir aún más los niveles de ruido, sobre todo para las viviendas más próximas a la vía”.