Santa Marta colabora para promover la acogida de niños saharauis este verano

Se trata de un proyecto supervisado por los servicios sociales y de protección de la infancia de la Junta de Castilla y León y en el que el Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes colabora con la compra de un billete de avión para que uno de estos niños puede venir a España. 

La Asociación Rimal Sáhara busca familias que quieran acoger a niños saharauis este verano. El Proyecto ‘Vacaciones en Paz’ vuelve un año más a la localidad que se convertirá en hogar durante dos meses de varios niños procedentes de El Sáhara.

 

Se trata de un proyecto que cuenta con la colaboración de la delegación Saharaui en España y que es supervisado por los servicios sociales y de protección de la infancia de la Junta de Castilla y León y en el que el Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes colabora con la compra de un billete de avión para que uno de estos niños puede venir a España. 

 

La concejal del área, Andrea García, quiso animar a las familias a que ‘acojan a unos niños con escasos recursos, que viven en situaciones extremas y a los que es importante facilitar un entorno alejado de los problemas, con menos sufrimiento y que les dé la oportunidad de vivir como niños que son’.

 

La presidenta de Rimal Sahara Tormes, Rosa Alonso, explicó que ‘se trata de un programa solidario que persigue lograr que los niños puedan vivir durante los meses de verano fuera de los campos de refugiados. Las ya de por sí penosas condiciones del Sahara se endurecen, hasta niveles difíciles de soportar, en los meses de julio y agosto, con temperaturas que alcanzan los 50º a la sombra, por este motivo nos planteamos que vengan aquí y que se puedan ahorrar el vivir en esas condiciones climáticas. Asimismo, aprovechando su estancia en España, los niños pasan por revisiones médicas, lo que permitirá incrementar las opciones de un desarrollo físico saludable, algo de importancia capital en un entorno de condiciones extremas como en el que viven.

 

Además, se busca que los pequeños tengan una oportunidad de conocer una nueva cultura, un nuevo idioma y unas nuevas costumbres, una opción vedada para ellos en condiciones normales, dada la escasez de recursos económicos de que disponen. Muchos no lo saben, pero el segundo idioma que los niños aprenden en el colegio es el castellano, por lo tanto es una manera también de que ellos también lo practiquen’.

 

Las familias que deseen optar al acogimiento podrán obtener más información a través de la página web de Rimal Sáhara Tormes www.rimalsahara.com o del teléfono 699234717.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: