Santa Lucía cerrará su plataforma de venta en Salamanca, donde trabajan 54 personas
Cyl dots mini

Santa Lucía cerrará su plataforma de venta en Salamanca, donde trabajan 54 personas

Accepta Santa Lucía Salamanca (Foto: T. Navarro)

La compañía procederá al cierre de la sociedad que gestiona las plataformas de venta telefónica y concentrará esta labor en varios centros. En Salamanca comparten oficina.

El Grupo Santa Lucía, compañía de seguros, ha anunciado que cerrará la plataforma de venta telefónica que tiene en Salamanca, en la que trabajan 54 personas y de las que el 95% son mujeres. Los despidos afectan solo a la plantilla de la plataforma telefónica, no al resto del personal. El cierre del centro ubicado en el Paseo de la estación, en el mismo local que sus oficinas, junto con el de otras 52 plataformas de las 58 que el Grupo tiene en toda España, fue comunicada por la compañía a los sindicatos en una reunión en Madrid en la que se iba a negociar el convenio colectivo.

 

Los trabajadores de la plataforma de la capital charra -que depende de la sociedad Accepta Soluciones Integrales S.L. que pertenece al Grupo Santa Lucía- han conocido la noticia de que "nos vamos a quedar en la calle".

 

Además, el anuncio del cierre, que se producirá en el plazo aproximado de "un mes", lo han tenido que comunicar a los trabajadores los nuevos representantes sindicales, que casualmente fueron elegidos, poco antes de que el Grupo Santa Lucía comunicara su decisión a los sindicatos en Madrid. La idea es proceder al cierre de plataformas de venta telefónica y concentrar la labor en las sedes de Madrid, Hospitalet, Oviedo, Sevilla y Valencia

 

No obstante, avanzan que desde los sindicatos se empezarán a tomar decisiones sobre movilizaciones después de la reunión que habrá en Madrid con el Grupo Santa Lucía el próximo 15 de marzo y en la que, supuestamente, la compañía presentará las posibilidades de movilidad para los trabajadores de los centros que cierran.

 

Seguirán funcionando cinco centros, los más grandes y que se encuentran en Madrid, Sevilla, Hospitalet, Oviedo y Valencia, pero en las plataformas que se van a cerrar trabajan "casi 900 personas" y es "inviable que todo el mundo se desplace a esos centros o que vaya a haber puestos para todos".