Sanidad y Educación pagan la crisis en Salamanca: 600 médicos y profesores menos

Los datos oficiales reflejan que en el periodo 2009-2015, la cifra de trabajadores dedicados a la sanidad y a la docencia no universitaria ha caído de manera pronunciada.

Que la Sanidad y la Educación son dos de los pilares de cualquier sociedad es una realidad más que obvia. Pero, en contra de lo que pueda parecer, las cifras reniegan y contradicen esta idea del Estado de Bienestar. De hecho, queda claro que son dos de los sectores que pagan una crisis que influye, y mucho en el nivel de vida de los ciudadanos y de cada una de sus comunidades.

 

Así, los últimos datos del ministerio de Hacienda relativos al funcionariado en España revelan que entre el periodo 2009-2015, la provincia de Salamanca ha perdido 600 trabajadores de la sanidad y de la docencia no universitaria. En concreto, en el año 2009, la cifra de sanitarios era de 5.287 mientras que al cierre de 2015 fue de 4.953 funcionarios. En el caso de la enseñanza, la cifra ha pasado de 4.355 a 4.092 efectivos.

 

Pero, estos datos no se detienen solo ahí, porque hay más puntos a analizar con un saldo negativo para los trabajadores de lo público. De este modo, la cifra de funcionarios total al cierre de 2015 fue de 24.517 por los 25.438 del ejercicio 2009.

 

Por administraciones, la estatal ha perdido 522 trabajadores en Salamanca en el periodo de tiempo analizado, por los 833 de los funcionarios pertenecientes a la Junta de Castilla y León o los 706 correspondientes a la Universidad de Salamanca. Solo registra datos en positivo la administración local, con 600 trabajadores más en estos siete años.

 

Lo cierto es que dos pilares como Sanidad y Educación sí han pagado, y mucho, la crisis económica en forma de recortes.