Sanidad se abre a permitir un anticipo del toque de queda como el que pide Castilla y León
Cyl dots mini

Sanidad se abre a permitir un anticipo del toque de queda como el que pide Castilla y León

Salvador Illa, ministro de Sanidad. Foto: EP

El ministro de Sanidad ratifica la validez del actual decreto de estado de alarma y afirma que las medidas de las comunidades sobre toque de queda deben tener garantías jurídicas, pero reconoce que "si hay que revisar esta franja horaria vamos a hacerlo hablando con todo el mundo".

La petición de la Junta de Castilla y León para adelantar a las 20.00 horas el toque de queda ha abierto brecha con esta frase: "Si hay que revisar esta franja horaria, vamos a hacerlo hablando con todo el mundo", ha comentado en una comparecencia este sábado por la mañana en la que ha sido preguntado por la petición del gobierno castellano y leonés y otras comunidades.

 

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que ha tenido una reunión con el equipo del Ministerio en la que ha hablado de la situación, la estrategia de vacunación y de las garantías legales para las medidas que tomen las comunidades, algo que afecta directamente a la decisión de la Junta de Castilla y León de adelantar el toque de queda a las 20.00 horas, algo que el Gobierno cree que no puede hacer, y a la petición de otras comunidades de endurecer las medidas y estudiar un nuevo confinamiento 'duro'. "El estado de alarma ha funcionado y funcionará para derrotar a esta tercera ola, pero con las medidas que permite adoptar", ha insistido.

 

"El decreto de alarma que tenemos vigente permite restricciones de movilidad nocturna entre las diez de la noche y las seis de la mañana", ha recordado, "si hay que revisar esta franja horario vamos a hacerlo hablando con todo el mundo" porque "afectan a derechos fundamentales", con lo que se abre a posibles modificaciones que se harían en el consejo interterritorial con las comunidades. De paso, ha vuelto a descartar un confinamiento 'duro' que obligue a quedarse en casa.

 

“Tras varios meses de pandemia, estoy en comunicación y diálogo permanente con las autonomías. El Gobierno de España siempre estará a favor de cualquier medida eficaz para frenar la tercera ola, ahora bien, todas las medidas se tiene que adoptar con la adecuada cobertura legal. Por eso decretamos un estado de alarma hasta el 9 de mayo, y todo lo que afecte a la restricción de derechos fundamentales, uno de los cuales es el derecho a la movilidad, se tiene que hacer siempre siempre con las máximas garantías jurídicas, ha añadido. 

 

"Estamos en la tercera ola de la pandemia en nuestro país. Las cifras que hemos dado esta semana son muy preocupantes. Ayer  notificamos 230.449 casos en 14 días, una incidencia de 535 por 100.000 habitantes, 337 a siete días. Las cifras de presión  hospitalaria, como estaba previsto, siguen aumentando", ha comentado el ministro que ha asegurado que "tenemos el conocimiento, la experiencia y sabemos cómo doblegar esta tercera ola".

 

El ministro ha justificado en este punto el toque de alarma aprobado por nueve meses, hasta el 9 de mayo, "que hicimos para dotarnos de los mismos indicadores y adoptar las mismas medidas" y "para dotarnos de una marco legal común previsible que funciona y ha funcionado". "¿Cómo vamos a doblegar esta tercera ola? A través de la cogobernanza y a través de este estado de alarma que funciona", ha dicho.

 

"Tenemos el conocimiento, la experiencia y sabemos cómo doblegar esta tercera ola"

 

Illa ha asegurado que está "en comunicación y diálogo permanente" y que está de acuerdo con lo que hagan las comunidades, "ahora bien, todas las medidas tienen que tener adecuada cobertura legal y todo lo que concierte a derechos fundamentales como la movilidad tiene que hacerse con las garantías jurídicas". "Si hace falta tomar alguna medida adicional lo vamos a hacer en la interterritorial", ha rematado.

 

"España es el noveno país del mundo en vacunación, la estrategia que nos dotamos en su día funciona. Casi el 70% de las dosis suministradas a las comunidades han sido administradas a ciudadanos de nuestro país. El ritmo de vacunación es óptimo", ha dicho sobre la vacunación que dice "ha adquirido velocidad de crucero" con el objetivo de llegar al 70% de ciudadanos vacunados de aquí al verano.

 

El ministro ha adelantado que está a punto de terminar la primera etapa de vacunación  y que la próxima semana se definirá la población diana que será vacunada en la segunda etapa una vez completada la vacunación de mayores en residencias y sus cuidadores.

Noticias relacionadas