Sanidad multiplica los cribados en Salamanca para ayudar a un Hospital que sigue llenándose
Cyl dots mini

Sanidad multiplica los cribados en Salamanca para ayudar a un Hospital que sigue llenándose

Cribado masivo en Ciudad Rodrigo (Fotos: ICAL)

La incidencia deja de subir y la contagiosidad está por debajo del índice '1 enfermo-1 contagio', pero el Hospital está en máximos de ocupación. Sacar de la calle asinstomáticos, clave para evitar la multiplicación.

La consejería de Sanidad va a extender los cribados en los municipios con la incidencia más alta de la provincia de Salamanca como forma de terminar de frenar la tercera ola, que muestra signos de debilidad en cuando a incidencia y contagios un día más, pero que sigue llenando el Hospital Clínico, que vuelve a registrar cifras récord de enfermos. Todo mientras la Junta trabaja en nuevas restricciones al contacto social que podrían terminar en confinamientos municipales y más limitaciones a la actividad, los últimos resortes que le quedan al gobierno regional dentro del estado de alarma.

 

La situación es, un día más, mala. Casi la peor de toda la pandemia. La provincia ha sumado ocho muertos más en el Hospital y 349 nuevos positivos. La cifra es un poco más baja de lo habitual en los últimos días, pero todavía son muchos los nuevos contagios. Desde el 5 de enero los casos activos han pasado de 2.200 a 6.800, se han multiplicado por tres; y los positivos por PCR son 4.000 más. La presión ha sido constante y muy prolongada y eso ha acabado por trasladarse al Hospital de manera casi sin precedentes.

 

En estos momentos, el Clínico roza los 300 pacientes en planta y tiene 38 en UCI: ambas cifras son las más altas de la tercera ola, superan con creces a la segunda y se acercan cada vez más a los terribles días de marzo y abril. El máximo está sólo un 20% por encima. Y eso a pesar del enorme comportamiento de los profesionales del Hospital, que está logrando curar a muchos enfermos: en los últimos cuatro días ha dado 95 altas y este viernes fueron 38, casi su máximo de toda la pandemia.

 

Sin embargo, la carga de trabajo del Hospital es muy grande, y preocupa la cantidad de enfermos en UCI, donde la estancia media es prolongada y con mucho riesgo de fallecimiento. Para no presionar más, es necesario contener los contagios y se está haciendo con medidas sociales y sanitarias. Se quiere aprovechar la ocasión, ya que hace días que la incidencia da signos de entrar en una meseta y la contagiosidad ha bajado.

 

Para ello, se va a incrementar la estrategia de los cribados selectivos. En los últimos días ha servido para sacar de circulación a casi 200 asintomáticos en Salamanca a través de test masivos en Ciudad Rodrigo, las universidades... y se va a insistir con ello: se ha empezado un cribado en Guijuelo que incluye población y empresas, seguirá con Ledesma y la semana que viene serán en Béjar y Alba de Tormes. Todas ellas son zonas y municipios con una alta incidencia.