Sanidad desactiva in extremis el encierro de 30.000 universitarios en Salamanca durante la Semana Santa
Cyl dots mini

Sanidad desactiva in extremis el encierro de 30.000 universitarios en Salamanca durante la Semana Santa

La idea de que los universitarios no pudieran viajar ni de regreso a casa a partir del 26 de marzo, el mismo día que termina la actividad docente en las universidades salmantinas, causa perplejidad.

Durante unas horas, las medidas para frenar la pandemia en Semana Santa apuntaron a un éxodo masivo o a un encierro forzado de buena parte de la comunidad universtaria salmantina, esos más de 30.000 alumnos que estudian en las dos universidades de Salamanca. En el primer avance de las medidas se incluía limitar expresamente la movilidad de los estudiantes universitarios entre el 26 de marzo y el 9 de abril, durante todo el período vacacional. Una medida que sembró la perplejidad entre el colectivo y que finalmente se desestimó por falta de acuerdo:  la recomendación de que los estudiantes universitarios que residan durante el curso académico en otra región o país no puedan volver a su lugar de residencia.

 

Era sólo una recomendación, pero la medida tenía consecuencias bastante claras, aunque era de difícil aplicación. De haberse materializado, los universitarios salmantinos tenían dos opciones: marcharse antes de esa fecha o quedarse en sus pisos o residencias todas las vacaciones. La actividad docente termina en la Usal precisamente un día antes, el 25 de marzo, algo que suele provocar un éxodo masivo de estudiantes que se marchan de la ciudad a sus localidades de origen, aunque este es un fenómeno que ha venido a menos en los últimos años por la marcha progresiva.

 

Esto dejaba a los estudiantes la única opción de marcharse antes o esperar al día crítico, el mismo día que acaban las clases, para regresar a sus casas. O quedarse en Salamanca todas las vacaciones: un 'encierro' de indescifrables consecuencias para la incidencia del virus.

 

Ante esta situación, asociaciones de estudiantes universitarios han pedido a las comunidades autónomas que refuercen los servicios de residencias y colegios mayores durante la Semana Santa, después de que Sanidad haya pedido que los universitarios no vuelvan a casa durante estos días de vacaciones.
 

En declaraciones, la presidenta de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP), Andrea Paricio, asegura que, en festivos, hay determinados servicios en residencias y colegios mayores, como por ejemplo la cafetería, que permanecen cerrados. "Si vamos a estar encerrados, por lo menos que se nos respeten esos servicios para evitar desplazamientos innecesarios", ha afirmado.

 

El asunto, con todo, es complejo. Según el proyeto de normas, las comunidades autónomos van a estar cerradas perimetralmente, se limitará la movilidad y se recomienda evitar viajes innecesarios. Eso sí, se permitirán como en las anteriores ocasiones para regresar al domicilio habitual o para visitar a familiares. Motivos ambos que casan con el regreso de muchos estudiantes, que se verían impedidos al prohibirse específicamente sus viajes a partir del 26 de marzo.

Noticias relacionadas