Sanidad anuncia una nueva farmacia en Santa Marta como parte de la reordenación farmacéutica

Oficina de farmacia.

La consejera asegura que se han modificado previsiones para incrementar la red de farmacias con una más en la localidad más poblada tras la capital.

La Consejería de Sanidad ha anunciado que llevará a cabo una reordenación farmacéutica en el medio rural, reordenación que tendrá como primera consecuencia la apertura de una nueva farmacia en Santa Marta de Tormes. Sumaría  una más a las 257 farmacias que tiene la provincia, 86 de ellas en la capital; 41 de ellas están en riesgo y han necesitado que se les aplique el factor corrector, casi todas (40) por estar en zonas rurales poco pobladas.

 

Santa Marta, que tiene más de 14.000  habitantes, tiene seis oficinas de farmacia, una por cada 2.300 habitantes (por encima de los 1.600 habitantes por farmacia de la capital), cuando la media regional es de una por cada 1.500 ciudadanos, y baja a una por cada mil habitantes en zonas rurales.

 

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha insistido en su compromiso de incrementar "en la medida de lo posible" la inversión para mejorar y renovar el sistema sanitario de la Comunidad y para reordenarlo, al tiempo que ha defendido que las zonas rurales cuentan con el triple de recursos por ciudadano que las ciudades. En su primer pleno en Cortes, la consejera ha respondido a un buen número de preguntas relativas a los cierres o modificaciones de dotaciones sanitarias o de farmacia, como las guardias nocturnas en el Punto de Atención Continuada de Barruelo (Palencia), los PAC de San Agustín y Gamonal-Antigua, en Burgos, o la farmacia de Villar del Río (Soria).

 

Casado ha recordado que más de la mitad de las farmacias de la Comunidad, un total de 839, están en municipios del medio rural y que la ratio de oficinas de farmacia por habitante en Castilla y León es la segunda más alta de España, con 1.494. "Eso no significa que no debamos mejorar", ha apuntado Casado, que ha recalcado que son conocedores de se han cerrado oficinas en zonas no viables, un total de ocho localidades en las que se han sustituido por "botiquines" y de las cuales solo ha habido problemas en uno de los casos.

 

Paralelamente, ha añadido que también se ha modificado la previsión para incrementar la red con nuevas oficinas de farmacia en municipios que han crecido en población, como Arroyo (Valladolid), Santa Marta (Salamanca) o Palazuelos de Eresma (Segovia).

 

En todo caso, ha incidido en que la Farmacia también se va a "reordenar" y se va a trabajar para determinar los "elementos de apoyo", las líneas de potenciación de la atención farmacéutica y medidas adicionales como autorizar la difusión de 700 medicamentos en centros de salud, aportar atención a centros residenciales de menos de 100 camas o la creación de la red de farmacias centinela.

 

 

El mantra de la sanidad rural

 

La consejera ha reconocido que se ha encontrado dos problemas en la Sanidad, uno de financiación y otro de planificación, ya que considera que en este sentido "no se ha hecho nada ni desde el Ministerio ni desde la Junta", sobre todo por el hecho de que hay numeroso personal médico y enfermero, pero no sustitutos. En este sentido, Casado ha añadido que la Consejería debe dedicar medios para solucionar ese problema, uno de los retos para el mandato, y también para mejorar la dotación de los centros y reducir las tareas burocráticas.

 

También ha querido matizar el "mantra peligroso" de que el medio rural está "desfavorecido" y ha considerado que "no es verdad" pues, según sus datos, la sanidad en el medio rural se lleva "tres o cuatro veces más" recursos que en el medio urbano, ya que uno de los objetivos de la Consejería es "evitar que se concentre todo el esfuerzo en las zonas urbanas".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: