Cyl dots mini

Sandoval: "Mi objetivo es dejar el club en lo deportivo con una estructura definida y una organización en lo administrativo"

Miguel Ángel Sandoval dio el paso al frente. Parecía dispuesto a ponerse a un lado y dar un relevo pero en un momento tan delicado no permitió dar vida a la incertidumbre y por eso aceptó encabezar una candidatura que, sin oposición, ha sido elegida para guiar a Unionistas ante un futuro incierto en general.

Miguel Ángel Sandoval

Miguel Ángel Sandoval es Unionistas. En lo básico porque está en el proyecto desde el segundo menos uno y en lo más práctico porque ha asumido responsabilidades desde el principio que han ido a más con el paso de los años. Asumió la presidencia cuando se lo pidieron dentro de la directiva de la que formaba parte cuando Tejedor quiso dar un paso al lado y aunque en su mente estaba dar por cerrada esta etapa, finalmente volvió a ponerse al frente de la que ha sido la única candidatura a nueva directiva. Un paso por responsabilidad y con ilusiones renovadas pese a la cantidad de incertidumbres que hay.  

 

No estaba claro que fueras a seguir, se hablaba de ello, tú mismo lo había dejado entrever. Finalmente diste el paso, ¿por qué y cómo te sientes después de haber sido reelegido?

Con mucha ilusión. Es verdad que fue una decisión difícil porque toda la directiva teníamos que valorar cosas, tener en cuenta muchos factores en la situación actual y decidimos seguir para crear una estabilidad en el club y, sobre todo porque cuando había que decidirlo estábamos en una situación en la que no sabíamos si el equipo tendría la permanencia. Por eso pensamos que lo mejor era apostar por la estabilidad porque se vienen épocas de mucho trabajo pero se ven cosas bonitas en el panorama así que ilusionado.

 

¿Cómo fue el momento exacto de decir, sigo, y con quién lo hablaste?

Hablé con Javier Tejedor en su momento. Él me comunicó que por temas personales no iba a seguir y en ese momento pues le dije que yo estaba pensando en dar el paso al lado porque los dos somos de la idea de que regenerar la directiva y las caras visibles pero, teniendo claro que iba a venir una época dura y que el equipo estaba como estaba, lo hablamos y decidimos entre todos que continuase para dar esa continuidad con casi la misma directiva y algunas caras nuevas que llegarán.

 

Me habría gustado que hubiera habido adversarios que trajeran ideas nuevas

 

Y has sido elegido sin necesidad de votaciones por falta de 'rival'.

Me habría gustado que hubiera habido adversarios que trajeran ideas nuevas porque al final  toda la gente que se puede presentar conoce el proyecto, está ahí desde el  principio y creo eso habría sido bueno porque además habría sido más democrático. No se han dado las circunstancias aunque se ha facilitado pese a la situación porque ya digo que este grupo de trabajo lo lidero yo pero somos gente que en caso de que hubiera habido otra candidatura se habría puesto al servicio de quien hubiera ganado las elecciones.

 

Llegar al Reina Sofía y lograr la estabilidad con todos los cambios que se avecinan son los primeros retos

 

¿Es una ilusión o casi una cuestión de orgullo conseguir cumplir con aquello que no se ha podido concretar como el aterrizaje en el Reina Sofía o ser un club totalmente asentado?

Los objetivos en la anterior etapa eran ascender a Segunda B, conseguir estabilizar al equipo en la categoría y creo que está conseguido pero en el fútbol no hay nada seguro y ya hemos visto que los resultados llevaron a un momento difícil durante la temporada. Aun así, creo que se estaba en disposición de salvar la categoría después de hacer una gran Copa del Rey. La opción del Reina Sofía se presentó en estos tres últimos años y fue creciendo y creo que eso es lo que quedaría para estos tres próximos años: Llegar al Reina Sofía y lograr la estabilidad con todos los cambios que se avecinan. Se presenta una etapa interesante y queremos disfrutar en estos tres años de los proyectos que salgan que darán trabajo pero son ilusionantes.

 

Esos cambios parece que os van a obligar, entre comillas, a tender hacia una mayor profesionalización.

Quedan datos por saber de la organización final pero todo indica que se va a llevar un mayor control financiero, un mayor control económico del estado de los clubes y creo que eso es bueno para el fútbol y nosotros siempre hemos apoyado que se debe realizar. Pero ahora hay que ver cómo queda organizado, a qué da derecho el ascenso, a qué dan derecho otras variables así que ya veremos si esos cambios son buenos o malos. Eso sí, si hablamos de profesionalizar sí que es otro de los objetivos que debemos realizar de forma que queden establecidos unos estamentos que esté quien esté se pueda gestionar el club sin mucha dificultad.

 

Si hablamos de profesionalizar sí que es otro de los objetivos que debemos realizar con un director deportivo y un gerente

 

¿Un gerente y un director deportivo como prioridades?

Sí claro, cuando ascendimos a Segunda B quisimos crear esa estructura deportiva con un director que cubriera diferentes áreas, impulsar ese área. Teníamos pocos años de vida, ascendiendo cada año y era el momento de pensar en ganar en solidez y trabajamos en ello. No salió bien el proyecto porque muchas veces la clasificación manda y tuvimos dificultades así que hay que volver a fases anteriores pero sí que mi objetivo es dejar el club en lo deportivo con una estructura definida en la que los directores deportivos que vengan tan solo tengan que centrarse en su proyecto y también una organización en lo administrativo, una gerencia interna o externa para que el club tenga unas pautas más profesionales.

 

En lo administrativo... no tiene que ser alguien de la directiva, que pueda ser una persona cercana, que lo conozca pero que no tenga que tomar decisiones, sino que asesore

 

¿Interna o externa?

Me refiero que no tiene que ser alguien de la directiva, que pueda ser una persona cercana, que lo conozca pero que no tenga que tomar decisiones, sino que asesore o una figura de gestión.

 

¿Entonces en la cartera de incorporaciones lo primero es fichar a un director deportivo?

Lo estamos viendo, esperando por supuesto a que saliera cómo se resuelve la Liga y se dibuja el próximo año. Crear esa estructura deportiva basándonos en esa dirección y luego el cuerpo técnico y una secretaría deportiva que tenga un control de los mercados, de los jugadores, de agentes. Es el primer paso buscar ese director acorde a nuestras ideas.

 

¿Le pondréis el nombre de Jabi Luaces sobre la mesa como vuestro candidato al banquillo o partiréis de cero?

Hay mucho que atar, tener clara la situación de las competiciones que suponemos que se aclarará en unos días. Tenemos que hablar con Jabi para ver cuáles son sus intenciones y hablar. Por supuesto  con él estamos muy contentos por todo el trabajo que ha realizado, es además una persona muy cercana, que se ha adaptado rápido a la filosofía del club y, por supuesto, siempre hemos hablado de él. Tenemos que ver la estructura del club, tenemos que ver el impacto económico en caso de no poder empezar por público, por ejemplo, de los patrocinadores porque a lo mejor toca tomar medidas de austeridad. De todo ello puede depender tanto el director deportivo que pueda venir, cuerpos técnicos, jugadores…

 

Tenemos que hablar con Jabi para ver cuáles son sus intenciones. Por supuesto  con él estamos muy contentos

 

Tras estos últimos años como presidente, ¿cuál es tu mayor aprendizaje, aquello que dices hay que seguir así o de ninguna manera hay que seguir por ahí?

El aprendizaje ha venido en los últimos años porque antes había sido cabeza de ratón y pasamos a ser cola de león en Segunda B y eso lleva a que haya momentos no tan buenos. El año pasado tuvimos más suerte, al margen del buen trabajo de Gorka y David, que nos permitió estabilizar el club y meternos en Copa. Este año con un trabajo similar no se dieron los resultados, hubo un cambio de grupo y factores que podían beneficiar o no pero luego sobre el verde no se vio el trabajo que se había realizado. Ese es el mayor aprendizaje, el tener que movernos, tomar decisiones que a lo mejor no son gratas pero a veces hay que mover el árbol para volver a coger rumbo. Creo que ese ha sido el mayor aprendizaje en lo deportivo. Por mucho que trabajes y pongas de tu parte no salen las cosas y eso al final atañe a todo lo demás.

 

Tomar decisiones que a lo mejor no son gratas pero a veces hay que mover el árbol para volver a coger rumbo, eso ha sido un gran aprendizaje

 

Ahora que ya se ha cerrado la temporada y sabéis que se volverá a competir en Segunda B,  ¿hay ya carta a los Reyes Magos pensando en estar entre los que aspiran a esa Liga intermedia que se proyecta?

Lo primero es que nosotros esperábamos poder acabar la temporada aunque lo primero es la salud y sobre eso no se discute, si no se podía seguir con una serie de medidas en esta situación pues tenía que acabar. Abogábamos para que no hubiera habido ni ascensos ni descensos porque todavía había mucho en juego porque había equipos a poco de play off, por ejemplo. Ha tenido que ser así, suponemos porque es la manera que hace menos daño a los clubes y de cara al futuro es que queda mucho por saber. Está claro que va a ser un año muy difícil, con mucha inestabilidad sin poder hacer un presupuesto real porque hay muchas dudas, meses de competición, si habrá o no aficionados, si todos los partidos van a ser televisados, qué pasará con los patrocinadores teniendo en cuenta situaciones como la nuestra que tenemos apoyo de muchas pymes… Ahora mismo todo está tan inestable que vamos a seguir trabajando bien pero con conciencia de que lo que tenemos que hacer es buscar la estabilidad y que el club no se vuelva loco y en un año pueda tener un problema económico.