Sanción de 300 euros para un bar de Salamanca por "el ejercicio de la actividad con las puertas abiertas"
Cyl dots mini

Sanción de 300 euros para un bar de Salamanca por "el ejercicio de la actividad con las puertas abiertas"

La sanción fue impuesta el pasado 1 de mayo a las 08.25 horas en el establecimiento de la calle Gómez Moreno.

Un bar de Salamanca, ubicado en la calle Gómez Moreno, ha sido sancionado con 300 euros de multa por "el ejercicio de la actividad por parte del establecimiento de referencia con las puertas abiertas, situación acaecida y puesta de manifiesto por la Policía Local el pasado 1 de mayo".

 

Así reza la Resolución Oficial:

 

"Resultando que por Resolución de Alcaldía de fecha 9 de mayo de 2.019, se acordó incoar expediente sancionador contra el/la interesado/a, como titular del establecimiento denominado (...), situado en la calle Gómez Moreno de la ciudad de Salamanca, por la presunta comisión de una infracción administrativa de carácter leve contemplada en la Ordenanza Municipal para la Protección del Medio Ambiente contra la Emisión de Ruidos y Vibraciones, consistente en el ejercicio de la actividad por parte del establecimiento de referencia con las puertas abiertas, situación acaecida y puesta de manifiesto por la Policía Local con fecha 1 de mayo de 2.019, a las 08,25 horas, infracción que podría ser sancionada con apercibimiento o multa de hasta 750 euros y/o clausura del local, establecimiento, actividad o instalación por un periodo de tiempo no superior a 15 días, según contemplan los artículos 27, 36.1.b y 38.1.a de la Ordenanza Municipal para la Protección del Medio Ambiente contra la Emisión de Ruidos y Vibraciones".

 

Dicha circunstancia, según la Resolución Oficial, "se produce contraviniendo las prescripciones establecidas de forma expresa en la Ordenanza Municipal para la Protección del Medio Ambiente contra la Emisión de Ruidos y Vibraciones, establecida con el fin de evitar las molestias - principalmente en forma de ruidos- derivados del ejercicio de la actividad, así como el hecho de que los niveles de aislamiento exigidos con carácter general para todos los establecimientos, desaparecen o se atenúan al máximo cuando la actividad se desarrolla con las puertas y/o ventanas abiertas, como es el caso que nos ocupa, trasladando a vecinos, residentes o transeúntes, la necesidad de soportar mayores niveles de ruido derivados del ejercicio de la actividad que aquéllos objetivamente admisibles si la actividad se desarrollara por el/la interesado/a con la diligencia exigible y con las medidas preventivas o de precaución oportunas para minimizar tales molestias".

 

De este modo, y vistos los antecedentes mencionados, "las disposiciones citadas y las demás normas de general y pertinente aplicación, el Jefe del Servicio de Policía y Actividades Clasificadas que suscribe propone a la Alcaldía-Presidencia que adopte el siguiente acuerdo: declarar la existencia de una infracción de carácter leve contemplada en los artículos 27, 36.1.b y 38.1.a de la Ordenanza Municipal para la Protección del Medio Ambiente contra la Emisión de Ruidos y Vibraciones, imputable al/a la interesado/a, en relación con la Resolución de Alcaldía de fecha 9 de mayo de 2.019, imponiéndole como sanción una multa por importe de 300 euros".