Sánchez se asegura el estado de alarma hasta el 24 de mayo pero tiene difícil una nueva prórroga

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Foto: EP

Ciudadanos le exige dialogar con la oposición y las autonomías, el PNV advierte que aproveche los 15 días extra y ERC pone en el apoyo de socios de investidura y agita el fantasma de unas elecciones.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha asegurado este miercoles una nueva prórroga del estado de alarma, la cuarta, que llevará al país en un estado excepcional hasta el próximo día 24 de mayo. Sin embargo, ya no es seguro que logre una prórroga más y que pueda mantener por más tiempo la situación, tal y como se ha visto durante todo el debate para prolongar la situación. En lo sucesivo, tendrá que analizar un estado de alarma aplicado de manera selectiva, pero no en todo el Estado, o levantar definitivamente las restricciones a pesar de que España no termina de frenar la pandemia.

 

El Pleno del Congreso ha aprobado este miércoles la cuarta prórroga del estado de alarma decretado por el Gobierno por la pandemia del coronavirus, que llevará las restricciones hasta las cero horas el próximo 24 de mayo. Aunque ha superado el umbral de la mayoría absoluta, sumando 178 votos, esta nueva ampliación ha cosechado menos apoyo que las anteriores puesto que el PP se ha pasado a la abstención y Esquerra Republicana (ERC) al bloque del 'no'.

 

El presidente del Gobierno tenía 'atados' desde primera hora del miércoles los apoyos necesarios para sacar adelante su prentensión de prolongar otros 15 días más el estado de alarma desde el día 10 de mayo, cuando acaba la actual declaración. La decisión de Ciudadanos y PNV de votar a favor de la petición de Sánchez de prolongar la situación ha propiciado que el Gobierno supiera que iba a sacar adelante su medida, pero no ha evitado un debate bronco con la oposición y serias advertencias por parte de sus 'socios' de investidura.

 

Así, el PNV solo ha dado su voto a cambio de aprobar enmiendas al estado de alarma que permitirán, en un futuro, levantar el estado de alarma o aplicarlo solo a una parte del Estado o mantener los ERTEs y las ayudas posteriormente al estado de alarma. Además, ha logrado que el condado de Treviño, perteneciente a Castilla y León y gestionado por la sanidad pública castellana, haga la desescalada con Álava.

 

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que aproveche la prórroga de otros 15 días del estado de alarma que hoy aprobará el parlamento para preparar su derogación, porque las siguientes fases de la desescalada pueden abordarse sin que esté en vigor o, al menos, no en todo el país. Ha explicado que su formación ha querido "dar una salida a lo que podía haber sido un embrollo político" y también asegurar la participación de las Comunidades Autónomas en la aplicación de las medidas de desconfinamiento.

 

La presidenta de Ciudadanos y portavoz en el Congreso, Inés Arrimadas, ha defendido la decisión de su partido de ser "útil" a los españoles votando a favor de una nueva prórroga del estado de alarma este miércoles, pero ha advertido al Gobierno de que esta ampliación es para quince días más, no para varios meses.

 

"Entre ser útiles o inútiles, lo tengo claro, y entre no aportar nada o intentar salvar vidas y empleos, también. Nuestro voto es en conciencia, asumo totalmente la responsabilidad de este voto favorable para que no decaiga el estado de alarma", ha dicho en el Pleno de la Cámara Baja, avisando de las consecuencias negativas que tendría levantar esta medida el sábado sin que el Ejecutivo tenga listo un plan B frente a la crisis del coronavirus.

 

Por contra, ERC ha agitado el fantasma de nuevas elecciones. El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha avisado este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que "sin diálogo simplemente no hay legislatura", le ha afeado que haya preferido pactar con Ciudadanos para salvar la cuarta prórroga del estado de alarma antes que con los partidos que facilitaron su investidura y le ha exigido que deje la deseslacada en manos de los gobiernos autonómicos.