Sánchez anuncia una desescalada "lenta y gradual", diferente por territorios y con muchos sacrificios
Cyl dots mini

Sánchez anuncia una desescalada "lenta y gradual", diferente por territorios y con muchos sacrificios

Diputados en el Congreso este 22 de abril para debatir la prórroga del estado de alarma. Foto: EP

El presidente del Gobierno cree que se ha superado el momento crítico, pero no se puede bajar la guardia. A partir del 9 de mayo podría haber más medidas para relajar el estado de alarma.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha advertido este miércoles ante el pleno del Congreso de que los sacrificios personales, sociales y económicos por la pandemia del Covid-19 y sus efectos "apenas han comenzado" porque la crisis no se acabará "mientras la ciencia no encuentre una vacuna". Sánchez ha acudido al Congreso para solicitar una prórroga del estado de alarma, prórroga que ha considerado "imprescindible" porque "superado el momento crítico de la propagación del virus y nuestro sistema sanitario ha resistido, pero no podemos bajar la guardia".

 

En todo caso, Sánchez ha reconocido que esta nueva prórroga será la que "permitirá empezar a desescalar las reglas de confinamiento", lo que insinúa que a partir del día 9 de mayo podrían tomarse medidas para relajar las restricciones, aunque será de forma muy progresiva y con la posibilidad de revertirlas.

 

"Este es el decreto que empieza a desescalar el confinamiento. Habilita a Sanidad a ampliar, a restringir las actividades permitidas. Vamos a dar pasos hacia adelante y hacia atrás en los distintos territorios", ha advertido el presidente del Gobierno, que cuenta con ayuntamientos y comunidades para una salida del confinamiento que, como se sabe, no será igual ni uniforme en todos los territorios.

 

Sánchez ha recordado que el nuevo decreto de estado de alarma, hasta el 9 de mayo, otroga al ministro de Sanidad la posibilidad de tomar medidas. "Las reglas del confinamiento variarán para ajustarse a los nuevos escenarios", para lo cual se espera contar con los datos del estudio serológico encargado. El ministro está facultado para dictar órdenes e instrucciones que podrán ser diferentes en función de los territorios con respecto a las limitaciones actualmente vigentes sobre los únicos desplazamientos permitidos a las personas, pero también sobre la actividad comercial y la apertura de negocios, bares y restaurantes, y lugares de ocio y cultura como museos, bibliotecas o espacios de espectáculos.

 

Sin embargo, ha advertido que hay que ser muy prudentes para ir abriendo la mano porque existe riesgo de un repunte y que el confinamiento sigue siendo la norma general. Ha apuntado que el Gobierno se centrará en las recomendaciones de la OMS para poner en marcha procesos de desescalado: transmisión controlada, test para aislar a las personas contagiadas, control de establecimientos sanitarios y residencias, control de movilidad, medidas de seguridad en centros de trabajo y escuelas, y compromiso de los ciudadanos con las medidas de higiene y distanciamiento físico.