San Fermín, el Carmen.... no pasaron de largo en la residencia salmantina Albertia

Mayores en la residencia Albertia

Con la vuelta a la 'nueva normalidad' la residencia Albertia (Salamanca) se ha retomado el trabajo, realizando actividades de forma grupal y compartiendo espacio de trabajo y convivencia.

El verano ha estado cargado de fechas relevantes para los mayores de la residencia Albertia Castellanos. Es por ello que desde el programa de fomento de las actividades significativas, se han celebrado diferentes fiestas, destacando entre ellas la del pasado16 de julio, día de la Virgen del Carmen.

 

Varias residentes del centro llevan ese nombre y así quisieron celebrar su santo. La celebración de los santos es una tradición de los mayores que disfrutaban sobre todo durante su infancia y adolescencia. Cabe señalar también que la gran mayoría de ellos han nacido en pueblos de la provincia de Salamanca donde esta fecha era la fiesta del pueblo o de notable importancia.

 

A través de esta celebración, se estimula la reminiscencia y las emociones, las cuales se ha podido observar que estaban a flor de piel. Algunos de ellos han llorado, otros han cantado, bailado y recordado cómo celebraban las fiestas de sus pueblos y cuáles eran sus patrones y patronas.

 

 

Se ha creado un dialogo enriquecedor de sabiduría popular. Con este tipo de actividades se estimula la memoria autobiográfica y refuerza el auto concepto. Recuerdan la felicidad a través de las cosas más sencillas y fortalecen la identidad del adulto mayor.

 

Retomando las actividades en la nueva normalidad

Por otro lado, con la vuelta a la 'nueva normalidad' se ha retomado el trabajo en sala, realizando actividades de forma grupal y compartiendo espacio de trabajo y convivencia. Una de las actividades desarrolladas es la terapia a través del arte, creando sus propias versiones de obras famosas.

 

Inicialmente, "a los residentes se les presentan las obras originales y son ellos quienes eligen el cuadro que desean versionar. Con esta actividad, se despierta la creatividad a través de ejemplos artísticos del mundo, planteándola como una propuesta elegida de forma voluntaria, de manera que favorece el desarrollo de los gustos e ilusiones personales para liberar tensiones".

 

Por otro lado, se favorece la interacción grupal, realizando las sesiones en la sala, compartiendo de esta forma, experiencias socialmente integradoras.

 

 

Para finalizar, "se realizan presentaciones colectivas de los proyectos de manera que se favorezcan nuevas estrategias de comunicación entre los residentes, valorando las creaciones personales y de los compañeros con una actitud respetuosa".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: