San Antón sin cigüeñas...