Salmantino y Santa Marta juegan conscientes de que no tienen tiempo que perder

COMPLICADA SALIDA. El equipo tormesino inicia su periplo ante los ‘grandes’ frente al Ávila.
T. S. H.

La situación de Santa Marta y Salmantino permite asegurar que de aquí en adelante cada encuentro es una final para los dos representantes charros en la Tercera División. Partidos fundamentales y complicados los que tendrán que afrontar ambos. Al Santa Marta le toca actuar a domicilio en el dificilísimo estadio Adolfo Suárez de Ávila, donde todo lo que sea puntuar se debe dar por bueno, al menos desde el punto de vista moral, porque en lo deportivo se sabe que de uno en uno será difícil que el equipo salga del vigésimo puesto que ahora ocupa. La derrota frente al Almazán fue un nuevo palo para el equipo que dirige Peque pero al menos se sabe que de donde vienen los principales fallos es de la zona de retaguardia y en corregirlos se centrará el equipo ante el quinto clasificado. Será el primero de los tres choques que le esperan ante los primeros clasificados en las próximas semanas. Una travesía por el desierto en la que cualquier trago de agua hay que saber aprovecharlo.

Tampoco le espera un partido sencillo para el Salmantino que al menos tiene la confianza de que en casa ha sacado buenos resultados últimamente que le han permitido situarse en la decimoséptima posición. Se ha recobrado algo de confianza, pero el peligro está ahí y el Astorga no es un adversario cómodo como demostró el pasado fin de semana con el clarísimo 3-0 que le endosó a la Gimnástica Segoviana. Conseguir superarle es importante para mantenerle cerca en la clasificación y no perder la esperanza de engancharse a una zona tranquila cuanto antes. Para este encuentro Chuchi podrá contar con su bloque habitual, toda vez que este fin de semana ninguno de sus futbolistas ha estado convocado con el primer equipo.

Horarios:
Ávila-Santa Marta, 17.00
Salmantino-Astorga, 12.30.