Salamaq 2017, una feria de 'copia-pega' de ediciones anteriores

La formación política Ciudadanos Salamanca ha criticado al presidente de la Diputación, Javier Iglesias por su valoración de la feria, además de por su ausencia de datos salvo el hecho de pasar "de treinta y algo mil profesionales a treinta y muchos mil".

Ciudadanos Salamanca ha salido a la palestra en la Diputación de Salamanca para criticar la “desafortunada” valoración que llevó a cabo el presidente, Javier Iglesias, solo cuatro horas después del final de la feria agropecuaria, con la celebración de la subasta.

 

“Fue increíble escuchar al presidente ofrecer argumentos inconexos y muy lejos de lo que debe ser una valoración con datos, seria y responsable. Hemos pasado de treinta y algo mil profesionales a treinta y muchos mil, cifra que ha obtenido sin tiempo para que los técnicos analicen la repercusión de esta feria. El éxito no sabemos muy bien dónde está”. Así lo ha indicado el diputado de la formación naranja Manuel Hernández, quien se ha hecho eco de una información publicada por este diario para denunciar la actuación de Javier Iglesias en su valoración sobre la Feria Agropecuaria.

 

“El objetivo de una feria como ésta debe basarse en ser un espacio referente para el sector en materia de agricultura y ganadería. En junio, nosotros propusimos una jornada solo para profesionales del sector, sin público general, que no aceptó el PP, pero que dejamos encima de la mesa para trabajar. Sin embargo, parece que a la Diputación no le importó que no hubiese visitantes el día de la inauguración mientras el discurso de la Ministra”, dijo.

 

Asimismo, Hernández aseveró que este 11 de septiembre, Iglesias justificó el éxito de la feria en el número de profesionales "en base al número de transacciones comerciales. Un éxito con el que dio la espalda a los profesionales al negarles una jornada exclusiva para ellos”.

 

Asimismo, indicó que también se podían haber hecho actividades paralelas en la Finca de Castro Enríquez para hacer encuentros paralelos o actividades, mientras lo que "se ha hecho es un copia-pega de ediciones anteriores. Pero, sin duda, nos quedamos con el dato 'positivo' de los treinta y muchos mil profesionales asistentes a la feria”.

 

En este apartado, aseveró que para realizar mejor las transacciones que Iglesias dijo que hubo en la feria, hubiese sido “mejor dejar esa jornada para los profesionales, solo para ellos, además de atraer a gente de otros países y regiones. No es una feria para profesionales y sí para que la gente venga a ver la maquinaria y compre en la carpa alimentaria. Para profesionales poco”, concluyó.

 

Por su parte, el diputado de Ciudadanos, Jesús de San Antonio, demandó a la Diputación la creación de un “departamento solo para Salamaq durante todo el año. No podemos ir a pedir nada de la feria porque no hay nadie que lo haga en exclusividad. Pusieron en marcha la figura de un coordinador, pero que hace otros trabajos paralelos y dada su envergadura, debe tener un departamento para que trabaje y llevar la Feria donde debe estar”, aseveró.

 

A su juicio, la feria se está “acomodando y vivimos en un momento en que la sociedad está abierta y quiere cambios y más aún el sector agroganadero. La innovación no ha existido porque el programa es el mismo y las jornadas también salvo el cambio del título de la misma”.

 

Asimismo, quiso dejar claro que la valoración, “solo unas horas después del fin de la feria es desafortunada, cuando deberían haber esperado varios días para que los técnicos recogiesen los datos y pudiesen mostrarlos a todos”.

 

Por último, sobre la licencia, De San Antonio aseveró: “No sabemos nada y los compañeros han pedido la documentación en el Ayuntamiento y se nos dijo que la feria iba a estar bien y que no iba a ocurrir nada. Lo último que sabemos es que estaba en trámite”.