Salamanca ya no se acuerda de la lluvia: 42 días sin caer una sola gota

En los últimos cien días sólo ha llovido cinco en la capital: han pasado más de tres meses desde la última vez que se registraron precipitaciones reseñables. Septiembre fue el primer mes sin precipitaciones de los últimos 36 años y hay que hacer memoria para acordarse de la lluvia.

La falta de lluvias empieza a ser acuciante en Salamanca. Los agricultores dan por perdidas muchas de las cosechas y la falta de agua se notará en las producciones de uva, en la miel, el cereal... Pero también en la capital, donde hace meses que no llueve 'como Dios manda'. De hecho, han pasado más de cien días desde que se registraron en Salamanca las últimas precipitaciones reseñables.

 

Según los datos de Aemet, la falta de precipitaciones es casi histórica en la capital. En una consulta a los datos de la agencia estatal, se puede comprobar que han pasado 101 días desde la última vez que llovió 'en condiciones'. Fue el día 7 de julio cuando la estación de la capital registró 0,8 litros por metro cuadrado, algo casi imperceptible; el día 6 de julio fueron 19,5 litros. Desde entonces, sólo ha llovido otros tres días: el 26 de agosto (6,7 litros), el 27 de agosto (4,5 litros) y el 28 de agosto (0,6 litros). En total, cinco días con precipitaciones en más de tres meses.

 

Entre medias, nada menos que 42 días sin caer una gota en la capital y los que quedan porque no hay previsiones a la vista. Además, se han batido varios récord de falta de precipitaciones. Los dos días de lluvia en julio están lejos de los 9 habituales, igual que los tres de agosto están a años luz de los hasta once que puede llover en un agosto normal en Salamanca. En todo septiembre no se registró ni una sola precipitación, por minúscula que fuera, algo que ha quedado marcado como nuevo hito para el futuro: no ocurría desde noviembre de 1981 cuando tampoco cayó ni una sola gota.

Noticias relacionadas