Salamanca y sus obras imparables: la 'nueva' ciudad que nos espera tras el confinamiento
Cyl dots mini

Salamanca y sus obras imparables: la 'nueva' ciudad que nos espera tras el confinamiento

Desde que nos metimos en casa, las grandes obras de Salamanca han seguido avanzando ajenas a los ciudadanos. Así están algunas de ellas.

Mientras la gran mayoría de los salmantinos llevan ya siete semanas metidos en casa, en mayor o menor medida, Salamanca no ha parado de cambiar. Para muchos ha pasado desapercibido, acostumbrados como estamos a ir con cierta prisa e incluso algo de miedo a hacer lo imprescindible, pero una ciudad 'nueva' nos espera cuando, un día de estos, podamos andar por la calle con cierta normalidad y mirar detenidamente. La 'culpa' la tienen las grandes obras que han ido avanzando.

 

Con comercios, bares, restaurantes y espacios públicos cerrados en su mayoría, un tráfico de mínimos y muy poca gente por la calle, si hay una actividad que se ha mantenido firme y a flote ha sido la construcción. Salvo en los diez días de la hibernación antes de Semana Santa, este sector ha seguido funcionando incluso al 90% de su actividad habitual, incluso con la dificultad que supone mantener las medidas de higiene y distancia. Eso se ha notado en el avance de muchas de las grandes obras de la ciudad, especialmente las públicas.

 

El avance ha sido a 'ritmo coronavirus' porque no se trabaja exactamente igual, pero los avances son patentes. Ahí está el caso del vial de acceso al Hospital, la calle que dará servicio al nuevo edificio: así está en este momento. Su avance es notable: cuando nos metimos en casa estaba a punto de terminar de levantarse el muro lateral y ahora se intuye por donde irá la calle. No es el único avance notable.

 

Muy cerca del Hospital, avanzan las obras para convertir el solar del antiguo Botánico en un parque arqueológico visitable. Las máquinas llevan en el lugar desde que empezó la obra a finales de 2019, y cuando finalicen volverá a su origen: la musealización de los restos permitirá disfrutar de un lugar que fue jardín botánico en el siglo XIX. Así va a quedar

 

La del Botánico es una de las obras municipales que no se han parado; de hecho, solo se han interrumpido las de arreglo de los soportales y de la nueva ciudad deportiva 'Lazarillo' de Tejares. Siguen adelante, por ejemplo, las obras para construir la nueva dársena para autobuses turísticos que hace años está en proyecto. La actuación va a transformar toda la zona de la plaza del Mercado Viejo, frente al Museo de Historia de la Automoción, como se puede ver en las imágenes de la galería de fotos.

 

Lo mismo ocurre con las obras para convertir el campo de fútbol Reina Sofía en una instalación más amplia, con un segundo campo. Estas obras acumulan bastante retraso y era muy difícil que fueran a estar listas para terminar la temporada, cosa que ahora ya no tiene importancia. Unionistas  y Real Monterrey han difundido un vídeo y fotos con los avances: lo último, la estructura de su nueva grada. Son numerosas las obras municipales que han vuelto a la actividad: esta es la lista completa.

 

También se está avanzando en la construcción del nuevo 'Bartolo'. El proyecto para convertir el histórico colegio mayor en sede de Cursos Internacionales ofrece ya su nueva cara en el lado que da al palacio de Congresos. Se convertirá en símbolo de la Usal como parte del programa de inversiones por cerca de 15 millones de euros previsto por las administraciones.

 

La futura sede del Centro Internacional del Españo de la Usal, en la plaza de Los Bandos, tampoco ha parado. Desde el pasado mes de marzo de 2019, se ha estado vaciando el antiguo edificio del que quedará solo la fachada exterior y ahora se construirá el nuevo interior. La cesión a la Usal se firmó en enero de este 2019 y la Junta se hizo cargo del proyecto, con una inversión de 9,5 millones de euros. Así será el edificio cuando acabe la obra

 

En obra privada, destaca el ritmo de las obras del primero de los muchos colegios mayores de nueva construcción que están proyectados en Salamanca. Frente al Rodríguez Fabrés, hace semanas que se levanta el nuevo complejo de dos edificios, uno para residencia y otro para equipamientos educativos, de tres plantas y con 399 habitaciones individuales el primero y aulas, sala de exposiciones y laboratorios el segundo.

Noticias relacionadas