Salamanca valla el aparcamiento de La Aldehuela para el regreso del rastro con límite de aforo y control de acceso

Vallado del aparcamiento de La Aldehuela para el rastro. Foto: F. Oliva

El ayuntamiento valla todo el perímetro para celebrar el primer rastro en tres meses: tendrá que ser con un tercio de puestos y aforo limitado, por lo que se controlarán los accesos.

El Ayuntamiento de Salamanca ha empezado a vallar el aparcamiento de La Aldehuela para acoger el que podría ser el primer mercadillo de los domingos en casi tres meses, el tradicional rastro que se celebra desde hace años en las instalaciones fluviales. El rastro fue suspendido el 12 de marzo junto con otras actividades por la irrupción del coronavirus, pero desde la entrada en fase 2 puede volver a celebrarse, aunque en condiciones especiales.

 

El rastro va a ser una de las cosas que vuelvan esta semana, la primera en fase 2, en la que la capital seguirá tras decidir la Junta que se queda en esta fase otra semana por la proximidad con Madrid y la existencia de positivos. Sin embrago, lo tendrá que hacer con limitaciones de aforo, para lo cual se están tomando medidas encaminadas al control de acceso.

 

Para ello, se ha empezado a vallar el perímetro del aparcamiento principal allí donde no había algún muro o valla que delimitara el recinto. Además, se han colocado algunos bolardos para evitar acceso de vehículos. La orden ministerial que regula las actividades de la fase 2 limita el número de puestos que pueden operar en mercados al aire libre a un tercio de los puestos habituales o autorizados; el rastro de La Aldehuela tiene unos 400 puestos. Además, se limita la afluencia de clientes para asegurar el mantenimiento de la distancia social de dos metros, motivo por el cual se han instalado vallas para controlar el acceso y verificar la ocupación.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: