Salamanca, única provincia de la región que contabiliza víctimas mortales en los puentes de diciembre

Imagen de archivo

Un motorista de 35 años y un anciano de 83, las víctimas reales por accidentes de tráfico. El otro de los muertos en carretera puede ser un hombre herido con arma blanca con anterioridad, ya que podría haber fallecido antes del accidente en el que también resultó herido el conductor del vehículo, por el mismo motivo.

La semana que ha aglutinado los dos puentes del mes de diciembre --el de la Constitución y el de la Inmaculada-- se ha saldado con al menos dos fallecidos en las carreteras de Castilla y León, a lo que se podría sumar un tercero que presentaba heridas de arma blanca y que podría haber fallecido antes del siniestro, todo ello en la provincia de Salamanca.

 

Se trata de un accidente registrado a última hora del martes, día 6, en la N-630 a su paso por la localidad salmantina de Beleña, cuando un vehículo se salió de la vía y sus dos ocupantes quedaron atrapados en el interior. El copiloto del vehículo resultó fallecido, mientras que el conductor tuvo que ser trasladado. Sin embargo, ambos presentaban heridas por arma blanca y se investiga si el fallecido podía estarlo antes del siniestro.

 

Al margen de esto, el mismo martes, festividad de la Constitución, un motorista de 35 años perdió la vida tras chocar contra un turismo en Béjar (Salamanca). En la colisión también resultó herida una mujer de 23 años.

 

Por último, el jueves 8, fiesta de la Inmaculada, murió atropellado un anciano de 83 años en la N-620 a su paso por La Fuente de San Esteban, también en la provincia de Salamanca.