Salamanca sufre una plaga de garrapatas que ha obligado a fumigar en zonas verdes

Vegetación en una zona del paseo fluvial próximo a Huerta Otea.

Los servicios municipales han tenido que pedir la colaboración de la Policía Local para fumigar productos químicos: se han hecho dos actuaciones. Huerta Otea, una de las zonas afectadas.

Las lluvias de la pasada Primavera han dado como resultado un importante crecimiento de la vegetación, no sólo en entornos rurales, sino también en zonas verdes urbanas. Es ahí donde habitan garrapatas que se han convertido en una plaga en Salamanca, que ha tenido que actuar para fumigar algunas zonas del paseo fluvial para erradicar su presencia, muy peligrosa por las enfermedades que transmiten tanto a animales como a personas.

 

Fuentes municipales han confirmado a TRIBUNA que el servicio de parques y jardines ha tenido que actuar en las últimas semanas hasta en dos ocasiones para frenar la plaga de garrapatas en determinadas zonas verdes de la ciudad. De momento, se han visto afectados tramos del paseo fluvial a la altura de Huerta Otea en los que se han hecho dos fumigaciones.

 

La noticia llega cuando se ha confirmado la muerte en el Hospital de Ávila de un hombre que sufrió una picadura de garrapataEl paciente había participado a finales de julio en una actividad cinegética, donde sufrió la picadura de una garrapata, lo que llevó a la sospecha de que pudiera tratarse de una infección transmitida por este parásito. El proceso infeccioso le ocasionó fiebre elevada y un cuadro clínico que condujo al deceso a pesar de los esfuerzos del personal sanitario.

 

Los servicios municipales han tenido que pedir ayuda a la Policía Local para llevar a cabo las actuaciones necesarias. Se ha procedido a cortar el tráfico y acordonar las zonas afectadas, fundamentalmente del paseo fluvial, donde la vegetación ha crecido sin control alimentada por las lluvias de Primavera y el calor de semanas atrás. La plaga no es exclusiva de Salamanca, y de hecho especialistas ya habían advertido sobre posibles plagas urbanas, ya que el clima de este año ha favorecido el crecimiento de la vegetación y la eclosión de estos parásitos. Aparecieron primero en entornos rurales, pero es fácil traerlos a las ciudades en el pelaje de animales o en la ropa.

 

Una vez en las ciudades, y sobre todo cuando el termómetro comienza a subir, se ha observado que las garrapatas tienden a refugiarse en las viviendas, mostrando especial predilección por aquellas que se sitúan en las plantas bajas con jardines y por los chalés con vegetación alrededor. Es el caso de muchas de la viviendas de la zona de Huerta Otea.

 

En cuanto a la prevención de las picaduras por garrapatas, las autoridades sanitarias, que en las últimas semanas han realizado una campaña informativa, recuerdan la importancia de usar ropa y calzado adecuados durante las salidas al campo, así como transitar por los caminos y utilizar repelentes tanto para las personas como para los animales de compañía. Además deben retirarse lo antes posible y de forma adecuada las garrapatas que se puedan haber fijado, preferentemente por profesionales sanitarios.

Comentarios

parao 12/08/2018 11:08 #4
seguro que es por los pperros y el primero es el que por los sitios esparciendolas haciendose fotos por aqui y fotos por alla y toda su jauria pppppp, es culpa de los dueños SEÑORES VOTANTES.
Indignado 11/08/2018 14:02 #3
La peor garrapata se llama Mañueco y no le echamos ni con agua caliente
José 10/08/2018 15:02 #2
Esta plaga la han traigo los miles de negros que ha metido el SOE
accionreaccion 10/08/2018 13:16 #1
hay que segar mucho antes es limitaria su propagacion..pobres perros y dueños..almargen (los parques para ellos estan de pena,parecen desiertos entre orines y cazurrospestilentes

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: