Salamanca sin trenes: ¿hasta septiembre con un Alvia al día y tres conexiones del 'clásico' de 3 horas?

La puesta en marcha paulatina de servicios suspendidos durante el estado de alarma dependerá de la ocupación, lo que complica que Salamanca recupere todas sus frecuencias. Por ahora, Renfe tiene a la venta un solo Alvia al día a Madrid hasta septiembre: media docena de trenes al día salen de la estación salmantina.

La irrupción del estado de alarma redujo al mínimo el número de conexiones ferroviarias de Salamanca, y de todo el país. La limitación de la movilidad y las necesidades de distancia e higiene dejaron parados los corredores y hasta el 90% de los trenes dejó de circular. Todo tenía que cambiar a partir del 21 de junio con el final de las restricciones a los viajes, y se tenía que haber notado de cara a este primer fin de semana de libertad o para el verano, pero el caso es que pasan los días y los trenes no vuelven a Salamanca.

 

El motivo es que Renfe ha decidido una reactivación paulatina. Y el resultado es que Salamanca se ha quedado con una oferta bajo mínimos que se reduce a un Alvia al día con Madrid, tres frecuencias del media distancia con Ávila y Madrid y un tren diario con Bilbao y San Sebastián, eso sí, con transbordo en Valladolid. Y nada más, porque ya ni siquiera figura el tren con destino Barcelona que sí estaba en la lista hace unos días.

 

La pregunta es, ¿por cuánto tiempo será así? Y la respuesta es... no se sabe, al menos, no es seguro. Según Renfe, depende de los viajeros: los que tengan asientos ocupados y venta de billetes, regresarán antes que los que tengan menos demanda. En un comunicado lanzado la semana pasada, Renfe aseguraba que "la oferta de frecuencias y trenes se irá ampliando, en función de la evolución de la demanda y la ocupación de los trenes, hasta recuperar los niveles previos a la crisis".

 

Si nos fijamos en la venta de billetes, Renfe mantiene Salamanca con esa oferta de un Alvia y tres media distancia al día con Madrid, más uno diario a Bilbao y San Sebastián, durante todo el verano. Al menos, así lo tiene previsto en su web, aunque la situación puede ir cambiando: esta misma semana se han recuperado servicios de cercanías en Castilla y León, y Valladolid tiene ya operativa buena parte de su oferta de alta velocidad con la capital del Estado.

 

Eso supone un problema para la conexión con Madrid. Por ahora, Renfe ha decidido que la conexión con Madrid se haga con un Alvia diario, el de las 6.25 horas de la mañana, y otro de vuelta. Se vende sin descuentos (solo para el billete Avant) a 40 euros el viaje, 32 en tarifa ida y vuelta. Renfe parece haber dado prioridad al tren convencional porque al único tren rápido se suman tres frecuencias del clásico media distancia que va por Ávila, a 25 euros el trayecto (19 en ida y vuelta) y con mejores horarios tanto de ida como de regreso. Eso sí, es mucho más lento: el trayecto llega a ser de casi la mitad de tiempo en los altas prestaciones.

 

Pero, ¿por qué parece que Renfe empuja a los salmantinos a usar el 'viejo' tren que tarda entre 2h39 y más de tres horas en hacer el viaje a Madrid? Pues por motivos de ocupación, ya que los Alvia siempre han llevado, desde que empezaron a operar, muchos de sus asientos vacíos. Hasta la mitad de sus plazas han ido sin ocupar en los últimos años, según datos de la compañía, lo que ha desestimado nuevas frecuencias y ahora complica que regresen las cuatro diarias por sentido que había mientras no haya más demanda.