Salamanca se queda sin zonas de baño autorizadas por segundo verano consecutivo

Imagen de la zona de baño de Puente del Congosto (Foto: acenruta.wordpress.com)

Puente del Congosto tampoco logra autorización este verano: la última vez fue en 2016. Hay 27 repartidas por Castilla y León, ninguna en Salamanca.

La Junta de Castilla y León ha publicado el listado de las zonas autorizadas para el baño en la Comunidad. En total son 27 espacios entre ríos, lagos y embalses, además de un arroyo y una garganta que pasan un examen de calidad de agua. El listado está publicado en esta información. Hay zonas autorizada en todas las provincias salvo en Salamanca, que no ha conseguido que ninguna pase el corte.

 

De esta manera, por segundo verano consecutivo la provincia no tiene reconocida niguna de las zonas de baño habituales. La última que tuvo autorización fue la del río Tormes a su paso por Puente del Congosto, que en 2016 estaba en el listado, aunque consiguió una valoración de sólo suficiente sobre la calidad de su agua.

 

Durante la temporada de baño con fecha de comienzo 15 de junio y finalización 15 de septiembre del año en curso, se publica el mapa de aptitud de las zonas de aguas de baño del censo oficial de la Comunidad de Castilla y León. Este mapa de aptitud se actualiza semanalmente y muestra el Censo y las zonas de baño Aptas y No Aptas en Castilla y León. El mapa para la primera semana es el que figura en esta información.

 

 

Al término de la temporada, la Junta de Castilla y León publica el listado de las semanas y la declaración de apta o no apta de cada zona a lo largo del verano. El año pasado sólo la zona de Cimanes del Tejar en el río Órbigo en la provincia de León fue declarada no apta para todo el verano; además, Milles de la Polvorosa (Zamora), la playa de las Moreras en el Pisuerga a su paso por Valladolid y la playa del arroyo Maderuelo en la localidad segoviana del mismo nombre fueron declarados no aptos alguna vez, en concreto, una semana cada una.

 

Para estar en el listado, la Junta de Castilla y León hace una serie de recomendaciones a los ayuntamientos. Para empezar, solicitar el alta en el Censo de zonas de baño de Castilla y León, mantener en las debidas condiciones de limpieza e higiene de las zonas de aguas de baño, poner carteles en lugares visibles con toda la información sobre la aptitud del agua del baño, comunicar cualquier anomalía o alteración que se produzca en la calidad de las aguas de baño a los ciudadanos y a la autoridad sanitaria, elaborar unas normas de uso para los usuarios y vigilar la seguridad de los bañistas.

Noticias relacionadas