Salamanca se queda sin familias: 48.000 salmantinos vivirán solos dentro de 15 años
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Salamanca se queda sin familias: 48.000 salmantinos vivirán solos dentro de 15 años

Una familia pasea por las calles de una ciudad española. Foto: EP

Los hogares unipersonales se convertirán en 2035 en los más habituales de Salamanca: superarán a todos los demás modelos. La provincia perderá 6.000 hogares y cada vez serán de menos personas.

El futuro demográfico de Salamanca sigue pintando negro. A la pérdida de población prevista se suma ahora la proyección del número de hogares, también a la baja, y que convertirá a los formados por una sola persona en mayoría en la provincia dentro de 15 años. El aumento de la edad y la pérdida de habitantes están detrás de este fenómeno que preocupa por las implicaciones sociales que tiene.

 

Según los datos del INE, en 2035 un total de 48.809 hogares de Salamanca estarán formados por personas que viven solas. Serán el tipo de hogar más numeroso de la provincia, superando al formado por dos personas. A día de hoy son más de 42.600 en la provincia y aumentarán en 6.000 en los próximos 15 años.

 

La provincia, que pierde población de manera irremisible, perderá también familias. Según las proyecciones del INE, en 2035 será 136.811 por los 141.867 actuales. La merma de hogares y el hecho de que los unipersonales se conviertan en mayoría tiene que ver con la reducción de la media de integrantes de un hogar, que va a pasar de 2,28 a 2,09 en los próximos quince años.

 

El dato de los hogares es tan negativo como el de la población. La última proyección de población del INE, publicada en septiembre, no augura nada bueno para Salamanca. La provincia no solo perderá población en los próximos años, algo a lo que está acostumbrada, sino que lo hará a un gran ritmo y con una tasa de crecimiento negativa.

 

En concreto, y según la última estadística del INE, entre 2020 y 2035 Salamanca perderá 36.218 habitantes y bajará de los 300.000 en toda la provincia. En concreto, pasará de los más de 331.000 de este 2020 a los 294.000 residentes que tendrá según las estimaciones demográficas en 2035. Eso supone romper una barrera psicológica, la de los 300.000 habitantes: en 2032 ya seremos menos habitantes residiendo en la provincia.