Salamanca se queda sin cereales... y casi sin precios

(Foto: Chema Díez)
Ver album

La mesa de cereales de la Lonja de Salamanca hizo hincapié en la dificultad a la hora de fijar una cotización para todos los cultivos por la inexistencia de operaciones y de mercacía en la provinia. No en vano, la escasez dispara el valor de los cereales, que cotizaron al alza.

La provincia de Salamanca se ha quedado sin cereal... y casi sin precios. Al menos eso es lo que han indicado todos los vocales de la mesa, en una nueva sesión de la Lonja de Salamanca, que ha finalizado con una cotización alcista de todos los productos.


Así las cosas, tanto el sector comprador como el productor coincidieron en la escasez de operativa y de mercancía en manos de los agricultores (y casi también en almacenistas), por lo que su valor en la actualidad es toda una incógnita; lo que estaba claro es que la cotización tenía que ser alcista, ni más ni menos.

 

Eso sí, para unos en un nivel muy bajo y, para otros, en un tono moderado, ya que los agricultores apelaron a la prudencia. De este modo, la escasez de oferta de cereal y de la inexistente de paja y forraje elevó los precios de la mesa entre 2 y 4 euros, mucho menos de lo deseado por los productores, con peticiones de subida de entre 4 y 8 euros por parte de los agricultores y de entre 1 y 3 por parte de los compradores.

 

Por ello, los agricultores pusieron como referencia las lonjas de los puertos, con 20 euros más de lo que marca la Lonja de Salamanca, con el fin de ir, poco a poco, llegando a ese nive, aunque este 25 de abril, la 'tablilla' de precios marcó lo siguiente:

 

- TRIGO: 164 euros (+4).

 

- CEBADA: 150 euros (+4).

 

- AVENA: 143 euros (+4).

 

- CENTENO: 138 euros (+2).

 

- MAÍZ: 174 euros (+2).

 

- PAJA: 46 EUROS (+6).